CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cuba necesita una “agricultura privada moderna” para acabar con la escasez, dice economista

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

El economista cubano Pedro Monreal recomendó este miércoles "el desarrollo de una agricultura privada moderna" en el país para acabar con la escasez.

"El bajo rendimiento agrícola en Cuba afecta la seguridad alimentaria, merma la sustitución de importaciones, limita el potencial exportador, y tiene un efecto inflacionario por partida doble: reduce la oferta e incrementa el costo por tonelada", dijo Monreal en Twitter.

"La crisis de rendimientos afecta los 12 principales productos agrícolas. En nueve casos los rendimientos de 2021 eran inferiores a los de 2012. En ocho casos la crisis empezó en 2019. En todos los casos los rendimientos de 2021 fueron inferiores a los 'picos' de 2014-2015", explicó con gráficos.

"Siendo la producción agrícola principalmente el resultado de productores privados, la crisis de rendimientos agrícolas requiere el desarrollo de una agricultura privada moderna, incluyendo transformaciones institucionales (propiedad y mercado) e inversión, mucha inversión", afirmó.

Pese a que el régimen cubano lanzó el año pasado una serie de medidas para aumentar la producción agropecuaria, los campesinos se quejan de que siguen con trabas para producir. Incluso el periódico oficialista Escambray reconoció el pasado febrero que en Sancti Spíritus en 2021 murieron más de 20 000 vacas y decreció la masa ganadera.

"Se pensaba que la entrada en vigor en mayo pasado de las medidas de liberar la comercialización de leche fresca y sus derivados y de autorizar el sacrificio, consumo y venta de las carnes de ganado bovino serían la arrancada para iniciar el camino de la recuperación; sin embargo, el reciente balance anual del sector mostró una radiografía que, si algo ilustra, es deterioro", señaló la citada fuente.

El periodista oficialista José Luis Camellón dijo que hay un "descontrol que pone en entredicho el fin primario de recuperar la ganadería y cuanto sistema de trabajo existe en función de esa rama".

En 2021 la masa ganadera bajó la natalidad, se disparó la mortalidad y creció el hurto y sacrificio. "Las cifras principales son de espanto: más de 20 000 muertes vacunas, decrece la masa en 8254 cabezas (el año anterior habían sido unas 200); y la natalidad quedó en el 47%, con 5062 nacimientos menos en comparación con el 2020".

El economista Pedro Monreal habló el pasado junio sobre la creciente pobreza en Cuba. "El insuficiente análisis del tema de la pobreza en Cuba, estrechamente identificada como vulnerabilidad, coexiste con una carencia absoluta de datos oficiales y de debate público sobre un fenómeno aún más pernicioso: la desigualdad".

"El discurso oficial en Cuba apenas ha rozado el tema de la creciente desigualdad actual, utilizando el término 'ingresos polarizados' de una manera que parecería expresar más una desviación accidental que la consecuencia de políticas aplicadas. Pobreza y desigualdad en Cuba están relacionadas, pero es imprescindible entender sus conexiones y diferencias como parte de un debate político con datos y libertad de expresión. El fiasco del 'ordenamiento' indica a lo que pueden conducir los 'grupos de trabajos' cerrados", apuntó.

El economista recomendó que "un primer paso elemental para poder hacer un debate participativo en Cuba sobre pobreza (el 'fondo' de la distribución de ingresos) y desigualdad (distribución de ingresos en toda la sociedad) sería hacer públicas las mediciones oficiales que existen, pero que no se divulgan. El funcionamiento de las instituciones (familia, Estado, mercado, etc.) es crucial para la existencia de las 'circunstancias' que resultan en las formas más rechazadas de desigualdad".

"En Cuba, grupos de la sociedad no acceden a oportunidades productivas debido a 'circunstancias', principalmente internas, más allá de su control. Hay desperdicio de potencial humano, baja eficiencia y poco dinamismo. También emigración y descomposición de tejido social. Uno de los costos de no abordar pobreza y desigualdad en forma de debate político participativo y libre es que pudiera perderse de vista que en Cuba la desigualdad de oportunidades podría estar operando como mecanismo para reproducir desigualdades en próximas generaciones".

"Ni la pobreza ni la desigualdad son accidentes sociales. Se explican por muchos y variados factores, pero en el fondo están determinadas por estructuras de poder. No solamente son fenómenos políticos por sus efectos, sino sobre todo por sus causas", agregó Monreal.