CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cuba establece medidas por la viruela del mono

Redacción de CubitaNOW

Ciencia y Salud, Cuba

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) estableció un grupo de acciones dirigidas a prevenir y enfrentar el riesgo de propagación de la viruela del mono en Cuba, informó este miércoles el periódico oficial Granma.

Cuba "aún no notifica contagios" de la viruela del mono pero el MINSAP estableció las medidas ante la amenaza epidemiológica por la enfermedad declarada como "una emergencia de salud global" por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Cuba se reforzó la vigilancia epidemiológica en los puntos de entrada al país, y se capacitó al personal de Salud para la detección oportuna de casos sospechosos, dijo la doctora Carilda Peña, viceministra de Salud Pública de Cuba.

También se definió el flujograma de atención al enfermo con sospecha de la enfermedad, se establecieron las medidas de control de foco, y se definieron las unidades asistenciales para la atención de casos con la enfermedad.

Además, se establecieron las normas de bioseguridad para pacientes, familiares y prestadores de servicios, teniendo en cuenta el nivel de contagiosidad y la forma en que se propaga esta patología, apuntó Granma.

Ahora mismo las autoridades sanitarias están en alerta por el aumento de los casos de dengue y del Covid-19 en Cuba.

Pese a que el ministro de Salud negó el colapso del sistema de salud, activistas independientes denuncian carencias de medicamentos y problemas en la atención en los hospitales.

La viruela símica (o del mono) es una infección zoonótica vírica, lo que significa que puede propagarse de animales a seres humanos. También puede propagarse de persona a persona, informó la OMS.

La viruela símica puede causar una variedad de signos y síntomas. Mientras que algunas personas tienen síntomas leves, otras pueden presentar síntomas más graves y necesitar atención en un centro de salud. Las personas con mayor riesgo de sufrir un cuadro grave de la enfermedad o complicaciones son las personas embarazadas, los niños y las personas inmunodeprimidas. 

Los síntomas más comunes de la viruela símica son fiebre, cefalea, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados. A estos síntomas les sigue o acompaña una erupción que puede durar de dos a tres semanas. La erupción se puede ubicar en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo. El número de lesiones puede oscilar entre unas pocas y varios miles. Al principio, las lesiones son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras, se secan y se desprenden, y por debajo se forma una capa nueva de piel. 

Los síntomas suelen durar de dos a tres semanas y, por lo general, desaparecen por sí solos o con cuidados de apoyo, como medicamentos para el dolor o la fiebre. Las personas son infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo. 

Cualquier persona que tenga síntomas compatibles con la viruela símica o que haya estado en contacto con alguien que tenga viruela símica debe llamar o visitar a un proveedor de atención de salud y pedirle consejo.

La OMS aclaró que la viruela símica se propaga de persona a persona mediante contacto directo con alguien que tiene una erupción cutánea de viruela símica, en particular mediante contacto cara con cara, piel con piel, boca con boca o boca con piel, incluido el contacto sexual. Todavía estamos aprendiendo sobre la duración de la capacidad infectante de las personas con viruela símica, pero por lo general se consideran infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo. 

Los entornos pueden contaminarse con el virus de la viruela símica, por ejemplo, cuando una persona infecciosa toca prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos, aparatos electrónicos y superficies. Si alguien más toca estos artículos, puede infectarse. También es posible infectarse al respirar escamas de piel o virus de la ropa, la ropa de cama o las toallas. Esto se denomina transmisión por fómites.