Encuentran el cuerpo de un bebé en el refrigerador de una casa en Missouri

Adam Smith, un estadounidense que fue a recoger las pertenencias de su madre, recientemente fallecida a causa del cáncer, en Saint Louis, Missouri, encontró el cadáver de un bebé en una caja que su progenitora guardaba celosamente en el refrigerador de su casa.

“Había una manta rosa, una manta de bebé, y cuando la toqué sentí un pie, y pude ver la cabeza del bebé, con pelo. El pelo aún estaba pegado a la cabeza, liso”, declaró Smith en un video publicado por la cadena Univisión.

Su madre guardó durante décadas esa caja en el refrigerador, y dio órdenes de que nunca se abriera, alegando que se trataba de un pastel de bodas.

Según aclara Smith, su madre le dijo una vez que había perdido un bebé durante el parto, hacía muchos años.

“Tengo que esperar a la autopsia para saber si esta bebé respiró alguna vez, y no puedo evitar pensar que quizás ella le pudo hacer algo”, afirmó el hijo de la mujer.