CubitaNOW
x

Cubita NOW

Banco fundado por exiliados en Miami maneja cuentas del régimen cubano en EE. UU.

Redacción de CubitaNOW

Miami, Estados Unidos, Cuba

Un banco con raíces cubanoamericanas comenzó a manejar en junio desde Miami las cuentas bancarias de la embajada cubana en Washington D.C. y la misión cubana ante las Naciones Unidas en Nueva York, informó este martes el periódico local El Nuevo Herald.

Según un documento de John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial EE. UU.-Cuba, Cubatrade, en junio de 2022, First American Bank, con sede en Chicago, Illinois, adquirió las cuentas operativas de la República de Cuba enfocada personal de la sucursal para la Embajada de la República de Cuba en Washington, DC, y la Oficina Permanente de la Misión de la República de Cuba ante las Naciones Unidas en Nueva York.

Kavulich explicó a El Nuevo Herald que First American Bank amplió su presencia en el sur de Florida tras adquirir Continental Bank de Miami en 2019.

Fundado por Carlos Dascal en 1974, apenas 14 años después de huir de Cuba, Continental National Bank es una institución financiera familiar que ha servido a la comunidad de Miami por más de cuatro décadas con una variedad de productos y servicios financieros y crediticios. Desde su primera ubicación en histórico barrio de la Pequeña Habana de Miami, el banco creció a cinco sucursales ubicadas a lo largo Miami Dade, señaló Cubatrade.

Una fuente no identificada dijo a El Nuevo Herald que First American Bank adquirió las cuentas de Cuba después de que Centennial Bank "cortara todas las relaciones de negocios" con el gobierno cubano tras su apoyo a Rusia y sus justificaciones para invadir Ucrania.

Por su parte, Thomas E. Wells, presidente y director ejecutivo de First American Bank, respondió a la citada fuente que el banco "no comenta sobre las relaciones con nuestros clientes, reconociendo sus derechos a la confidencialidad".

Las personas de los EE. UU., incluidos los bancos, están restringidas en su capacidad para establecer relaciones y participar en transacciones con Cuba y personas cubanas de conformidad con el embargo existente de EE. UU. y el Reglamento de Control de Activos Cubanos, señaló Cubatrade.

Sin embargo, "Centennial Bank había estado brindando servicios a la embajada y la misión desde 2017 a través de la adquisición de Stonegate Bank, que recibió una licencia especial del Departamento del Tesoro para administrar las cuentas en 2015. Centennial también manejó otras cuentas de empresas que realizan negocios autorizados con Cuba", explicó El Nuevo Herald.

"El Departamento del Tesoro de Estados Unidos autoriza a los bancos a manejar transacciones de las misiones diplomáticas de países bajo sanciones. Aún así, a veces Cuba ha tenido problemas para encontrar uno dispuesto a hacerlo porque es difícil y costoso para los bancos navegar las leyes y regulaciones del embargo", añadió la citada fuente.

La empresa propietaria de Centennial Bank, Home Bancshares, reconoció en su informe anual presentado ante la Comisión de la Bolsa de Valores en febrero, el riesgo de mantener las cuentas cubanas tras la adquisición de Stonegate, apuntó El Herald.

"Es posible que tengamos un mayor riesgo de incumplimiento de la Ley de Secreto Bancario y las normas contra el lavado de dinero... y probablemente necesitemos monitorear más de cerca las transacciones relacionadas con las cuentas corresponsales en Cuba, lo que podría resultar en un aumento de los costos", dijo la compañía.