La Habana enfrenta fuerte crisis con el pan

La Habana enfrenta fuerte crisis con el pan

El portal Cubanet Noticias asegura que Cuba está frente a una situación de aguda escasez de pan, en especial La Habana y refiere que esto ha quedado al descubierto durante una transmisión del programa de televisión `Mesa Redonda´.

Según el citado medio, aunque los panelistas intentaron ocultar el tema, “cuando tocó el turno a las preguntas telefónicas de la población, el sesgo triunfalista de los referidos funcionarios se desmoronó, y se les vio pasar a la defensiva. Varias personas residentes en las provincias orientales de la isla indagaron sobre el porqué de que no hubiese pan liberado en esos territorios”.

“Uno de los funcionarios expresó que había un importante déficit de harina en el país, y que no se contaba con el dinero suficiente para importar las cantidades de ese producto que satisficiera la demanda nacional. Y aunque, por supuesto, no se hizo pública la decisión del MINAL ante semejante situación, no es difícil imaginar que se acordó trasladar harina de otras provincias hacia los territorios afectados”, indicó Cubanet.

“Lo cierto fue que, de inmediato, los habaneros comenzaron a padecer una creciente escasez de pan. Las panaderías de la denominada Cadena Cubana del Pan, que durante las 24 horas del día exhibían en sus estantes algún tipo de surtido, comenzaron a fabricar el pan solo en determinados horarios y en cantidades inferiores a las acostumbradas”, refirió.

“Un recorrido por varios barrios de la ciudad permitió comprobar las secuelas del desabastecimiento. Por ejemplo, la propietaria de una cafetería ubicada en la esquina de Carlos III y Xifré, en el municipio de Centro Habana, dijo que habían limitado la venta  a los cuentapropistas, y por tanto solo le alcanzaba el pan para las primeras horas de la mañana. Por otra parte, en panaderías como la de Monte y Águila, en el propio municipio, y la localizada en la calle Monserrate, en la Habana Vieja, los estantes estaban vacíos”, enfatizó.

Por otro lado, destacó que “no se descarta que la escasez repercuta también en la periodicidad con que se oferta el pan normado de la libreta de racionamiento, un minúsculo pan redondito por persona, y al que no pocos consumidores han renunciado debido a su pésima calidad”.

“Un panadero, al ser preguntado acerca de cuándo podría normalizarse el suministro del pan, por supuesto no pudo responder. Solo atinó a decir que “vamos a ver si Putin se apiada de nosotros y nos regala un poco de harina. Así, aunque sea, tendríamos pan”, finalizó.