El Cementerio de Colón se está conviertiendo en un basurero de restos humanos

En las calles del Cementerio de Colón, en la Habana, se pueden observar las escalofriantes imágenes de restos de cadáveres y ataúdes acumulados como basura, donde los restos humanos y las cajas mortuarias permanecen días acumulados hasta que son recogidas por el personal de Comunales.

Un reportaje de Martí Noticias pone al desnudo la cruda y triste realidad, al confirmar el panorama de descuido e insensibilidad que se observa en el cementerio, con féretros desechables con pertenencias y restos óseos de los fallecidos, colocados junto a las tumbas y a la vistas de todos.

Según declaró un visitante que se encontraba en el lugar “los trabajadores parten los huesos, se tiran incluso en contenedores de basura regular, lo que hiere la sensibilidad de la gente”.

Por otra parte son frecuentes los hechos vandálicos, como la incorrecta manipulación de los trabajadores a la hora de exhumar los restos para colocarlos en osarios o su incineración.

Familiares de fallecidos han cuestionado fuertemente el proceso de exhumación en los cementerios cubanos, el cual se realiza muchas veces con osarios reutilizados que no han sido previamente limpiados ni desinfectados, pero como todo nada se resuelve.

El Cementerio de Colón declarado Monumento Nacional de Cuba es una de las necrópolis más importantes de América y por sus obras escultóricas y arquitectónicas, muchos especialistas la consideran como segunda en importancia mundial precedida solamente por el cementerio de Staglieno en Génova, Italia, de manera que es preocupante el Gobierno no le de el valor que merece.