Activista iraní es sentenciada a 148 latigazos y a 38 años de prisión

Nasrin Sotoudeh, abogada y activista pro derechos humanos de Irán, ha sido condenada a 38 años de prisión y a 148 latigazos. Alega la justicia de ese país que entre los siete cargos imputados se encuentran la conspiración, el espionaje, la incitación a la corrupción y a la prostitución, así como la perturbación del orden público.

Por otro lado, organizaciones internacionales consideran a Sotoudeh como un ícono en la defensa de los derechos de las mujeres. Amnistía Internacional, por ejemplo, considera que la sentencia ha sido injusta y ha tomado la iniciativa de reunir firmas para solicitarle a Ali Jamenei, Líder Supremo de Irán, que la libere y anule la condena.

Sin embargo, el gobierno iraní no se ha pronunciado sobre la activista, detenida desde el 13 de junio de 2018.

Países como Italia, Holanda, Reino Unido, Canadá y España apoyan abiertamente la iniciativa. Igualmente, la Fundación de la Abogacía Española y el Colegio de Abogados de Madrid han mostrado su preocupación.

Casi 700,000 firmas han sido recogidas para exigir la liberación de Nasrin Sotoudeh, quien siempre ha defendido a las mujeres que no querían cumplir las leyes sobre el uso del velo en Irán. En ese país las féminas deben salir de casa, obligatoriamente, con un pañuelo que cubra su cabello. La lucha de Nasrin siempre ha sido pacífica.

Fotografía tomada de Peoples Dispatch