Tren de alta velocidad comienza a funcionar en Miami luego de una tragedia

La línea ferroviaria de alta velocidad que unirá Miami y Orlando (Florida) inició hoy su viaje inaugural con un ‘servicio introductorio’ entre Fort Lauderdale y West Palm Beach.

Este servicio, operado por la compañía Brighline, es la primera línea ferroviaria privada de alta velocidad de Estados Unidos. El primer coche partió desde West Palm Beach que realizó un trayecto de 66 kilómetros y completado en poco más de media hora, según recogen medios locales.

Sin embargo un acontecimiento que debería traer felicidad para los usuarios estuvo teñido por la tragedia luego que una mujer el viernes intentara cruzar las vías del tren y fue víctima de un fatal accidente.

En la noche de ayer, una mujer identificada como Melissa Lavell, de 31 años, iba cruzando las vías en Boyton Beach y murió atropellada por un tren de Brightline que realizaba un viaje solo para periodistas y personas invitadas.

La Policía de Boynton Beach precisó que la joven intentó ganar al tren al cruzar las vías a pesar de que las vallas de seguridad estaban abajo y las señales de seguridad activadas.

Para la compañía transportista, este es el tercer incidente mortal en los últimos meses luego de que el pasado noviembre un tren sin pasajeros atropelló a una mujer que cruzaba las vías en Deerfield Beach. Meses antes, en julio, otro tren atropelló a una joven de 18 años en el condado Palm Beach, en un hecho que la Policía certificó como suicidio.

Este año, en fecha aun no anunciada, Brightline tiene previsto inaugurar el tramo entre Miami y Fort Lauderdale y comenzar las obras de la segunda fase, que comprende el trayecto entre West Palm Beach y el aeropuerto internacional de Orlando, de unos 241 km.

Cuando el proyecto esté concluido, que algunos medios locales prevén será en 2020, este servicio cubrirá los 380 km que separan a Miami y Orlando en unas tres horas, y contará al día con hasta 32 trenes, todos ellos con enchufes y conexión a internet, entre otras comodidades.

El precio del billete de cada trayecto del servicio introductorio es de 10 dólares para la clase regular y de 15 dólares para primera clase, pero habrá descuentos de hasta un 50 % para personas mayores, niños, veteranos y otros grupos, según informó Brightline.