CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Arrestan a dos hombres y una mujer tras ola de asaltos y secuestros en la Pequeña Habana

Redacción de CubitaNOW

Miami, Sociedad, America Latina, Cuba

Dos hombres y una mujer fueron arrestados en Miami por su presunta relación en una serie de asaltos y secuestros en el barrio de la Pequeña Habana, según consta en los registros de la cárcel del condado Miami-Dade.

Jesús Carbonell, de 51 años y Zdenek Jelen, de 49, habrían cometido delitos junto a Jennifer Montenegro, de 33, señalan los informes. Los hechos por los que son acusados acontecieron a finales de octubre.

Los sospechosos enfrentan varios cargos entre los que destacan secuestro y robo, en una serie de delitos que comenzó el 26 de octubre, cuando una víctima que estaba atendiendo un vehículo descompuesto cerca de la 27th Avenue del Southwest y la 26th Street.

Allí fue confrontado por Carbonell y una mujer que le arrebató el teléfono celular y exigió dinero para su devolución. La víctima entregó 40 dólares para recuperar el teléfono, pero luego se percató de que su cadena de oro ya no estaba en su cuello, relata un informe de arresto citado por medios locales.

Dos días después, el propio Carbonell habría robado ocho cajas de cerveza de un supermercado localizado en el 3015 del noroeste y la 7th Street. En la jornada siguiente, el 29 de octubre, un hombre caminaba hacia su casa después de una fiesta cerca de la 18th Avenue del suroeste y la 2nd Street cuando Carbonell salió de un SUV Chevrolet Tahoe de color verde oscuro, portando un arma de fuego, y le exigió que entrara al vehículo.

Tras obedecer, al hombre le robaron su teléfono celular y su billetera, con su tarjeta de banco. Carbonell y Jelen llevaron al hombre a un cajero automático donde lo obligaron a hacer un retiro. Luego, lo dejaron cerca de la 19th Avenue.

Luego, el 30 de octubre, Carbonell se identificó como oficial de policía y obligó a otra víctima a sentarse en el asiento trasero del mismo SUV de color verde oscuro, que estaba ocupado por una mujer. En este caso, a la víctima le robaron algo de dinero en efectivo, su teléfono celular y tarjetas de bancos.

La policía cree que puede haber más víctimas y están pidiendo a cualquiera que crea haber sido blanco de las fechorías llamar a los detectives. 

Recomendado para ti: