CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Familiares de joven cubano fallecido tras hundimiento de lancha en Bahía Honda: “Me lo mataron”

Redacción de CubitaNOW

Miami, Estados Unidos, Sociedad, America Latina, Cuba

Familiares de Israel Gómez, un cubano de 29 años identificado como la séptima víctima mortal del hundimiento de la lancha de migrantes en Bahía Honda, provincia de Artemisa, ofrecieron dolorosas declaraciones sobre el caso.

Erik Gómez y Yuraisi Ramos, hermano y esposa del joven, respectivamente, contaron que ellos mismos compraron el combustible y pagaron a un pescador dueño de una lanchita para peinar la zona, tres días después de los sucesos. Fue así que encontraron el cadáver.

“Tuve que buscar una lancha en este país y comprar petróleo, el gobierno no me ayudó a nada. Yo tuve que hacerlo todo. Cuando lo encontré, lo tapé con matas y cuando lo llevé al cementerio, fíjate si había peste, que nadie podía estar ni en la carretera”, expuso.


El cuerpo sin vida estaba en una playa cercana al lugar del incidente, con una enorme herida en la espalda y señas de golpes. “Yo no tuve valor para virarlo cuando lo encontré. Cuando lo viré aquí, en el cementerio, estaba desbaratado. Me lo mataron”, dijo a Martí Noticias.

La lancha procedente de Estados Unidos en que Israel iba junto a una veintena de migrantes, en un intento de salida ilegal del país el pasado 29 de octubre, fue presuntamente embestida por una embarcación de tropas guardafronteras. Entre las siete víctimas mortales, hubo una niña de solo dos años.

De acuerdo con familiares de Israel, el joven cayó al agua y fue herido por la propela de la embarcación. Una pariente, quien prefirió no ser identificada, dijo que, luego de hallar el cadáver, la familia supo que no había ataúd para sepultar el cuerpo.

Debían ir a buscar uno a la ciudad de Artemisa, pese al avanzado estado de descomposición del cadáver cuando fue hallado. “Yo lo que sí te puedo decir es que él no merecía morir así”, aseveró.

“Él siempre quiso una mejor vida para sus hijos. Era muy buen padre, porque en este país uno no tiene vida”, comentó la esposa del fallecido, que, según sus familiares, era popular en la localidad de Bahía Honda al ganarse la vida como barbero.

Israel era padre de dos pequeños, una niña de dos años y un varón de siete. Recientemente, el gobierno de la isla anunció que comenzaría una investigación sobre el trágico incidente en Bahía Honda, al tiempo que insistió en responsabilizar a los traficantes de personas y a la política migratoria de Estados Unidos por supuestamente incentivar la migración irregular de cubanos.

Recomendado para ti: