Un mar de pueblo sale a las calles para despedir a este médico cubano en Brasil

Un mar de pueblo sale a las calles para despedir a este médico cubano en Brasil

El usuario Daniel Guerra compartió, en su muro de Facebook, un conmovedor video del momento en el que un mar de pueblo salió a las calles de una barriada de Brasil para despedir a un médico cubano tras el fin del programa de cooperación en materia de salud.ç

Las imágenes nos llegan de la mano de este texto que les deja Cubita Now a continuación:

Mi querida prima Olanise, me comenta lo que le ocurrió en un autobús en una aldea de Olinda, #Brasil. La historia tiene que ver con la despedida del médico cubano en marcha por las calles al son de un millón de amigos del carioca Roberto Carlos. Ahí les comparto y les sugiero lean hasta el final y sabrán que cosa tan linda y cargada de sentimiento popular. Vean el vídeo.

Presten atención a la sencillez de la calle, del pueblo perdido en la inmensidad de #Bahía, que tuvo durante 5 años seguidos viviendo y trabajando un médico, atendiendo de lunes a viernes hasta el último paciente.

El fotógrafo Araquém Alcántara, que documentó el programa en bellas fotos en blanco y negro tiene razón: el Mais Médicos es un programa revolucionario. Cuenta con 100% de aprobación entre los usuarios.

Saramago, dice que si quieres ser universal habla de tu aldea. Adaptando ese sesgo yo diría: “Si quieres conocer a tu país camina en autobús”, el verdadero coche popular:

– Sábado, 1 de diciembre: tomé el autobús que hace la línea Casa Caiada centro de Recife. Me fui a buscar un libro de Raymundo Faoro en los sebos del centro de Recife. Hallé el libro, pero lo mejor del viaje fue la conversación oída de pie dentro del autobús. El tema era los médicos cubanos:

– Una morena de unos 34 años conversaba con un señor sentado. Ella y yo de pie. Describió minuciosamente como había sido atendida por una médica cubana en Paulista, que queda coladita a Olinda: “La doctora cubana me examinó de arriba abajo, me tocó y preguntó lo que comía, cómo dormía, si hacía ejercicio y una gran cantidad de preguntas, nunca nadie me examinó así”, agregó.

Y lo mejor vino después: “¿Ya has visto a un médico de salud llamar al enfermo? La doctora pasó un examen que me quedé de hacer y llevar de vuelta en 30 días, me lo hice y no me preocupé de llevarlo de vuelta. He aquí que mi teléfono toca y era del Puesto de Salud: Era la doctora que estaba con mi ficha y la anotación del retorno con el examen solicitado. ¿Imagina un médico brasileño preocuparse conmigo? Nunca”.

– Todavía conversé un poco antes de que bajara. Tuvo tiempo de decirme que la cubana le dijo que ella era una “bomba de tiempo” y que más allá de los exámenes, le recomendó una dieta y caminatas.

Este diálogo ocurrido dentro de un transporte colectivo resume lo que los usuarios del programa encuentran de la atención de los médicos y médicas de #Cuba.

Mi querida prima Olanise, me comenta lo que le ocurrió en un autobús en una aldea de Olinda, #Brasil. La historia tiene que ver con la despedida del médico cubano en marcha por las calles al son de un millón de amigos del carioca Roberto Carlos. Ahí les comparto y les sugiero lean hasta el final y sabrán que cosa tan linda y cargada de sentimiento popular. Vean el vídeo.Presten atención a la sencillez de la calle, del pueblo perdido en la inmensidad de #Bahía, que tuvo durante 5 años seguidos viviendo y trabajando un médico, atendiendo de lunes a viernes hasta el último paciente. El fotógrafo Araquém Alcántara, que documentó el programa en bellas fotos en blanco y negro tiene razón: el Mais Médicos es un programa revolucionario. Cuenta con 100% de aprobación entre los usuarios. Saramago, dice que si quieres ser universal habla de tu aldea. Adaptando ese sesgo yo diría: "Si quieres conocer a tu país camina en autobús", el verdadero coche popular:- Sábado, 1 de diciembre: tomé el autobús que hace la línea Casa Caiada centro de Recife. Me fui a buscar un libro de Raymundo Faoro en los sebos del centro de Recife. Hallé el libro, pero lo mejor del viaje fue la conversación oída de pie dentro del autobús. El tema era los médicos cubanos:- Una morena de unos 34 años conversaba con un señor sentado. Ella y yo de pie. Describió minuciosamente como había sido atendida por una médica cubana en Paulista, que queda coladita a Olinda: "La doctora cubana me examinó de arriba abajo, me tocó y preguntó lo que comía, cómo dormía, si hacía ejercicio y una gran cantidad de preguntas, nunca nadie me examinó así", agregó. Y lo mejor vino después: "¿Ya has visto a un médico de salud llamar al enfermo? La doctora pasó un examen que me quedé de hacer y llevar de vuelta en 30 días, me lo hice y no me preocupé de llevarlo de vuelta. He aquí que mi teléfono toca y era del Puesto de Salud: Era la doctora que estaba con mi ficha y la anotación del retorno con el examen solicitado. ¿Imagina un médico brasileño preocuparse conmigo? Nunca".- Todavía conversé un poco antes de que bajara. Tuvo tiempo de decirme que la cubana le dijo que ella era una "bomba de tiempo" y que más allá de los exámenes, le recomendó una dieta y caminatas.Este diálogo ocurrido dentro de un transporte colectivo resume lo que los usuarios del programa encuentran de la atención de los médicos y médicas de #Cuba. Gracias Olanise, como bien tú has dicho: ¡Testimonio maravilloso! "Parte el alma no solo ver a ese pueblo despidiendo su médico, sino a él, que llora de tanta emoción". Ellos son #MasQueMedicos. Un abrazo. #SomosCuba #SomosContinuidad

Posted by Daniel Guerra on Wednesday, December 5, 2018