Así luce la estatua de Paul McCartney en Santiago de Cuba

El restaurante junto al Castillo de San Pedro de la Roca del Morro, en Santiago de Cuba, cuenta hoy con una novedosa atracción: una estatua del exBeatle Paul McCartney, quien estuvo allí hace exactamente 18 años.

De acuerdo con las notas publicadas y los testimonios de testigos, McCartney llegó sorpresivamente en la mañana del 14 de enero del 2000 al aeropuerto de la ciudad de Santiago de Cuba, procedente de una isla de la región, y se dirigió al Morro, una fortaleza militar de antaño devenida en pintoresco enclave gastronómico y patrimonial.

En el restaurant donde almorzó el exbeatle, se cuenta que comió una tortilla con queso, acompañada por una cerveza Mayabe, el coctel de la casa, que es un morro delicia, y helado de chocolate como postre.

Sobre la estatua:

La pieza escultórica de tamaño natural, realizada por Mariano Frómeta, reproduce también en una tarja las palabras del afamado músico dando las gracias y con su nombre y la fecha correspondiente.

A la notoriedad de este entorno, distinguido desde 1997 por la Unesco en su selecta lista mundial, se suma la que aporta la estancia del exBeatle, inmortalizado por su obra como cantante, compositor e instrumentista en el legendario grupo y después, así como por esta escultura hecha en marmolina con una patinada de bronce.