Se pone tensa la final de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba

Si ya tuvimos unas semifinales bien reñidas, el último episodio de la Serie Nacional de Béisbol de Cuba será bastante tenso.

Anoche el conjunto de Granma venció viniendo de abajo 4×2 a su similar de Las Tunas. Con su victoria empató a dos la final de la Serie Nacional de Béisbol en Cuba.

Hoy, todo el mundo se pregunta: ¿Seguirán ganando los Alazanes en su estadio o los Leñadores darán el hachazo mortal?

En conclusión, el quinto partido pondrá a un paso de la corona a uno de los dos conjuntos.

El director de “Los leñadores” Pablo Civil no quiso revelar a su abridor pero tiene las opciones de Yoalkys Cruz, que no ha estado nada bien en la postemporada, y del refuerzo camagüeyano Yariel Rodríguez.

Por Granma, Carlos Martí, sin tantas variantes, debe entregarle nuevamente la pelota a Ulfrido García.

Sobre el partido de este miércoles, la prensa resaltó el excelente duelo de lanzadores entre Lázaro Blanco y Luis Ángel Gómez.

Según la crónica del sitio “Encgánchate a lo cubano”: el partido llegó empatado hasta la octava entrada en que Las Tunas se fue delante por “wild pitch” de Lázaro Blanco con Rafael Viñales en tercera.

“Granma demostró toda su grandeza al ripostar en ese propio capítulo con tres carreras. Se conjugaron cuatro indiscutibles de los Alazanes, con un boleto y tres errores de la defensa tunera”.

El medio de prensa consideró desastrosa la defensa tunera que cometió tres errores bien costosos en el octavo inning. Los siete errores cometidos por los Leñadores en los dos últimos partidos han incidido de manera directa en ambas derrotas.

De igual forma, calificó de polémica la decisión de abrir el fatídico octavo capítulo con Luis Ángel Gómez y no con José Ángel García aunque el refuerzo artemiseño se presentó en una mala noche al permitir dos indiscutibles decisivos de Yordan Manduley y del oportuno Carlos Benítez.