Presidente panameño asegura que su nación no será un tercer país seguro

Panamá no será un tercer país seguro. Así lo afirmó el presidente de esa nación, Laurentino Cortizo.

El mandatario expresó que su gobierno contaba con pocos recursos y que cualquier propuesta en este sentido no sería considerada. En otras palabras: no recibirá a migrantes provenientes de Estados Unidos.

“Esto es un tema en el que nosotros estamos muy claritos, y espero que Estados Unidos también esté claro”, dijo Cortizo, quien de hecho informó que el proyecto de construir un albergue para aquellos migrantes que ya se encontrasen en Panamá había sido cancelado. “El tema de la migración no es un tema de Panamá”, agregó.

Estas declaraciones tuvieron lugar en el contexto de la visita a Panamá de Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Antes de viajar al país latinoamericano, McAleenan aseguró en una conferencia de prensa que Estados Unidos no estaba negociando con Panamá la posibilidad de convertirlo en un tercer país seguro, aunque aclaró que durante su estancia sí abordaría el tema de la emigración durante las conversaciones con el gobierno panameño.