Niño de 13 años despierta milagrosamente antes de ser desconectado

Un niño de 13 años se convirtió en el último milagro médico. Diagnosticado con muerte cerebral, estuvo en coma durante 2 meses y despertó un día antes de ser desconectado.

El pasado mes de marzo, el joven llamado Trenton McKinley, nacido en Alabama, EEUU, sufrió un grave accidente, cuando un remolque en el que estaba montado volcó de manera repentina, cayéndole en la cabeza. El incidente dejó a McKinley con siete fracturas craneales.

Para intentar salvar su vida, los médicos lo sometieron a varias cirugías de craneotomía, proceso en el cual sufrió insuficiencia renal, un paro cardiaco e incluso estuvo clínicamente muerto durante 15 minutos.

A pesar de los esfuerzos, los médicos finalmente se dieron por vencidos, por lo que informaron a los padres que Trenton no se recuperaría y declararon su muerte cerebral. Además, les dijeron que sus órganos podrían salvar la vida de otros cinco niños que necesitaban algún órgano.

Jeniffer Reindl, madre del niño, explicó que ante este panorama decidió firmar los documentos de donación, por lo que se le mantuvo vivo con el objetivo de limpiar sus órganos para el transplante.

Entonces, cuando decidieron hace una última prueba de ondas cerebrales para determinar el momento de la muerte de Trenton, este empezó a dar pruebas de que se encontraba consciente. “Sus signos vitales se dispararon, por lo que cancelaron la prueba”, señaló su madre.

El despertar del pequeño Trenton fue tan lúcido que tuvo la capacidad para narrar lo que le había sucedido mientras estaba en coma: “Estuve en el cielo antes de despertar…recuerdo estar caminando por un campo abierto”.

Fuente Usa Today