Disgusto en la Casa Real española porque Sánchez les impuso a los reyes viajar a Cuba

Hay disgusto en la Casa Real española con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El socialista ha impuesto el viaje de los monarcas a Cuba, con motivo de los 500 años de la ciudad de La Habana, el próximo mes de noviembre.

Existe un disgusto por partida doble en La Zarzuela: en primer lugar, Felipe VI no comparte realizar el viaje con un Gobierno español “en funciones”, y a pocos días de las elecciones del 10 de noviembre; y por otro, al monarca le disgusta tener que coincidir en la capital cubana con Vladimir Putin, Nicolás Maduro y Daniel Ortega. 

Según el diario 14ymedio, el Ministerio de Asuntos Exteriores dudaba de que este fuera un buen momento para la visita, pero el presidente Sánchez impuso su criterio. De hecho, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, estuvo en La Habana la semana pasada en una corta visita de un día para preparar la visita. La Casa Real estaría haciendo haciendo verdaderos equilibrios para que, por ejemplo, no se produzca una imagen del monarca junto a Maduro, afirma el referido medio independiente cubano.

La idea de Felipe VI era acudir a Cuba “en el contexto” de las celebraciones por el aniversario de la ciudad, llegando con un enfoque cultural y no político; pero no quiere asistir a los actos conmemorativos oficiales, donde estarán Maduro, Putin y Ortega.