Descubren en la Florida a dos represores del régimen de los Castro

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) ha identificado a dos presuntos represores cubanos que están acusados de cometer abusos y actos de violencia en Cuba y debieron mentir a inmigración para legalizar su situación migratoria en los Estados Unidos.

Los represores se nombran Julio Francisco Orta Mateo y Makbel Grau Rodríguez, residentes en el norte de la Florida desde hace algunos años y ya las autoridades federales tienen los expedientes y declaraciones juradas de sus víctimas para su investigación.

Se dice que Orta Mateo es natural de Cárdenas, en Matanzas, y vive en la Florida desde hace unos 5 años, por lo que podría incluso ser ciudadano estadounidense y que ha sido identificado por sus víctimas como expolicía y exmiembro de la contrainteligencia cubana. Aseguran que hasta la propia PNR le temía. Lo acusan también de acoso sexual.

Mientras que, Grau Rodríguez es de San Antonio de Las Vueltas, en Villa Clara, y está acusado de golpear a presos en los calabozos y arrastrar a una mujer durante una detención.

Juan Antonio Blanco, director ejecutivo de la FHRC explicó que su organización más que dar caza a los represores, quiere disuadirlos de instalarse en la Florida. También pretenden enviarles un mensaje claro de que los colaboradores del régimen tienen que pagar por sus actos y enfrentar sus procesos judiciales.

Desde el año pasado, la Fundación trabaja en un censo de represores cubanos residentes en Estados Unidos. En esta base datos incluyen vídeos, fotos e información aportada por opositores y víctimas en Cuba.