Conceden fianza a cubanos que buscan asilo

Yusnell Pérez, primero a la derecha, y otros cuatro cubanos sentados a las afueras de la Oficina Regional de Naciones Unidas en Puerto España

A cinco mil dólares asciende la fianza que debe pagar cada uno de los ocho cubanos que buscan asilo en los Estados Unidos y que fueran arrestados y acusados de obstrucción voluntaria en el exterior del edificio de las Naciones Unidas de Puerto España, Trinidad y Tobago, en diciembre.

La sanción fue impuesta por el magistrado Rehanna Ali, quien les otorgó la libertad bajo fianza y les ordenó a los ocho que no abandonaran la casa en St. Joseph, donde permanecerán durante los próximos 28 días.

A Yaneisy Santana Hurtado (37), Ramón Arbolaez Abreu (43), Ailys Arbolaez Santana (18), Yusnes Reyes Santana (20), Gladys Lisandra Pérez Molina (22), Lisandra Farray Rodríguez (29), Pedro Santana Maceo y Yuriet Pedrozo Gonzales (30), se les ha ordenado regresar a corte el 5 de febrero. Tienen hasta esa fecha para encontrar otro lugar donde quedarse o se les revocará la fianza y serán detenidos por el Estado en el Centro de Detención de Inmigrantes.

Los ocho formaban parte de un grupo mayor de 18 cubanos, incluidos tres niños que permanecen bajo el cuidado de la Autoridad de menores, y que dormían frente a la oficina de la ONU en Chancery Lane mientras atraviesan el proceso de buscar el reasentamiento en los Estados Unidos como refugiados políticos.

Los acusados cubanos dijeron que huyeron de Cuba porque habían sido perseguidos por “oponerse pacíficamente al régimen totalitario de los hermanos Castro”.

Se les acusa de violar la sección 64 (1) (n) de la Ley de delitos sumarios, que impone una multa de $ 200 y un mes de prisión a cualquier persona que obstruya deliberadamente el libre paso de cualquier calle.

Se espera que el Oficial Jefe de Inmigración emita una orden de supervisión para los ocho y se harán los arreglos necesarios para que los adultos tengan acceso a sus hijos, especialmente porque uno de ellos, al ser un niño de un año, todavía está siendo alimentado por su madre; y uno de los hombres detenidos en diciembre tenía un tumor en un riñón, agravado por su estancia en prisión