CubitaNOW
x

Cubita NOW

Militares cubanos a la espera de juicio: A uno de los jóvenes le encontraron Patria y Vida en el celular

Redacción de CubitaNOW

Cuba

Al menos cinco militares cubanos están detenidos en la prisión provincial Nieves-Morejón, de Sancti Spíritus, acuasados de desacato, informó el activista Adriano Castañeda en sus redes sociales.

"Acusados de desacato y detenidos desde el pasado 5 de junio de 2022, y en espera de juicio, cinco militares: tes jóvenes del servicio Militar Obligatorio y dos oficiales de la unidad Militar de el Cacahual, en la provincia de Sancti Spiritus", explicó Castañeda en sus redes sociales.

El activista dijo que el pasado 19 de julio había recibido una llamada telefónica de uno de los oficiales que se encuentra a la espera de juicio en la prisión provisional Nieves Morejón.

Se trata del joven cubano Raúl Tomás Perera Jemías, quien fungía como sargento instructor. Según le comentó, en su caso fue detenido e investigado su celular donde las autoridades encontraron canciones de los Aldeanos, así como el tema musical Patria y Vida.

Además de ello lo acusan por publicaciones en Facebook que él seguía y que eran contestataria al régimen cubano.

También le procesa por mantener comunicación a través de un grupo en las redes sociales con los demás implicados.

De acuerdo al reporte, Tomás Perera reside en el Reparto Escribano Madrigal, entre las calles Milton y Anglona, en el municipio de Sancti Spiritus, cabecera provincial.

Castañeda precisó en su post que los cinco militares detenidos se encuentran en el depósito de la Prisión Provincial Nieves Morejón, en un lugar conocido como el depósito.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) compartió la información este jueves en sus redes sociales.

"Un subteniente, un sargento y tres soldados en Sancti Spíritus, fueron detenidos luego de que le expropiaran y revisaran el móvil a uno de ellos. Los 5 están acusados de desacato por pertenecer a un grupo de WhatsApp donde compartían música y videos", dijeron en Twitter.

El pasado año, tras las masivas manifestaciones del 11 de julio en Cuba, varios exoficiales de las Fuerzas Armadas y de Ministerio del Interior escribieron un comunicado que hizo público Radio y Televisión Martí.

En el texto denuncian que una casta corrupta de altos oficiales  han creado un estado mafioso que vive a sus anchas.

"Nos oponemos a cualquier orden o plan de usar la fuerza militar para reprimir las justas protestas y demandas de la población. Una casta mafiosa imparte hoy órdenes represivas a los cuerpos armados contra nuestros compatriotas. Esas son órdenes inmorales. Nadie debe cumplir órdenes represivas contra nuestras familias, vecinos, amigos y demás ciudadanos. Exhortamos a todo el que pueda hacerlo que solicite su baja o jubilación de esos cuerpos. Basta ya de reprimir mujeres, ancianos, niños y jóvenes que exigen una vida digna", recoge el documento.

"Nos oponemos a que las armas sean usadas para agredir al pueblo. Nuestro deber profesional es protegerlo, no asesinar compatriotas. Si llegara el momento en que alguien se atreviera a impartir la orden de disparar contra el pueblo, el verdadero mandato de la patria a todos los militares en esas circunstancias es rechazarla y proteger a los ciudadanos de cualquier ataque. Ha habido demasiadas muertes. Lo que queremos y exigimos es “Patria y Vida”. La patria libre, independiente, soberana, democrática y próspera que soñó José Martí", agregan.