Implicados en compra de 15,000 manzanas en La Puntilla enfrentan hasta seis años de cárcel

Las personas que compraron más de 15,000 manzanas en el Centro Comercial La Puntilla, en La Habana, enfrentan entre siete meses y seis años de cárcel, “por los delitos de cohecho y acaparamiento”, ha publicado el diario 14 y medio.

El hecho fue denunciado por el bloguero oficialista Iroel Sánchez en el año 2018, y la sentencia se dio a conocer después de que un familiar de uno de los acusados le contara lo sucedido al medio independiente.

En el momento de los hechos se abrió un amplio debate, incluso en los medios nacionales, pero ahora que ha llegado el momento de saber las consecuencias, los mismos medios oficialistas han callado.

Iroel Sánchez, cuyas publicaciones han alcanzado fuertes críticas negativas dentro y fuera de la Isla, escribió en dicho artículo: “Organizados casi militarmente y ante la indiferencia cómplice de los empleados, apareció un pelotón de jóvenes forzudos -buena parte de ellos “uniformados” con ropa con la bandera estadounidense- que en pocos minutos compró 15,000 manzanas (150 cajas de 100), utilizando los palets y carretillas de la tienda, los dispuso para su evacuación, empleando transporte de la propia empresa CIMEX, que el jefe del grupo con total autoridad reclamaba insistentemente desde un teléfono celular y un lujoso y moderno auto negro de chapa particular”.

14 y medio aclara que “el juicio, oral y público, tuvo lugar en el Tribunal Militar Región Sistema Empresarial en La Habana, debido a que el mercado donde ocurrieron los hechos es gestionado por la corporación Cimex, una empresa de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR)”.

Los implicados que trabajaban en la tienda se nombran Rafael Tápanes Montalvo, Adonis Semanat Ortiz y Joel Muñiz Lorenzo, mientras que quienes compraron las manzanas son Luis Eduardo Bruzón Mesa, Alexis Hechavarría Guerra, Raudelis Ramos Mejía y Eliecer Samada Hechevarría.

Tápanes Montalvo y Semanat Ortiz recibieron una sentencia de seis años de cárcel, por laborar en una instalación que se relacionaba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias. A Muñiz Lorenzo, al ser chofer del vehículo donde se trasladaron las manzanas, le fue imputada una pena de siete meses, pero ya los había cumplido durante su prisión preventiva.

“Los cuentapropistas fueron acusados de especulación y acaparamiento y sancionados a penas que oscilan entre 3 y 4 años de prisión”, concluye 14 y medio.

Sin embargo, dichos cuentapropistas tenían sus documentos en regla y pagaban sus impuestos.