En Cuba las niñas no tienen muñecas y quieren confeccionar la más grande del mundo

En Cuba las niñas no tienen muñecas y quieren confeccionar la más grande del mundo

Un grupo de artesanos cubanos proyecta confeccionar una muñeca de 23 metros de altura, bautizada como “María Parchito”, que aspiran a inscribir en el libro Guinness de los récords mundiales tras su exhibición en febrero de 2019 en las festividades por el 505 aniversario de la ciudad de Camagüey.

El proyecto “Carsueños”, especializado en muñequería, se encargará de crear la gigantesca pieza elaborada con parches y material de relleno que pretenden supere los 23 metros de altura, según explicó la responsable del colectivo, Carmen Soto.

Sería “una muñeca netamente cubana que transmite alegría, con todos los requisitos y la calidad, y que puede ser replicada en cualquier lugar del mundo, pues es de parches”, señaló Soto a la agencia Prensa Latina.

Como antecedente, la artesana recordó que en el año 2010 el proyecto que dirige en la provincia centro-oriental de Camagüey elaboró y exhibió allí otro ejemplar, la muñeca “Leonor”, con una estatura de 22 metros y un peso de poco más de 2.800 libras (unos 1.270 kilos).

Indicó que en este momento se encuentran a la espera de recibir algunos materiales de relleno que requiere la obra que en esta oportunidad “sí pretendemos que nos reconozcan con el Guinness”, señaló.

La escasez y los elevados precios en que se comercializan las muñecas en la isla hacen que sean pocas las niñas que pueden acceder a ese juguete, por lo que resulta paradójico que inviertan tantos recursos y que sea precisamente Cuba la que haga la muñeca “más grande del mundo”.