Cubanos enfrentan obstáculos para renovar visa de turismo a EEUU

Los visados B-2 válidos por cinco años y que les permitieron a muchos cubanos de la isla visitar a sus familiares en Estados Unidos, están a punto de vencerse.

El proceso de renovación puede tener el resultado no deseado para los solicitantes, porque queda a discreción de los funcionarios consulares norteamericanos.

El caso se complica aún más para los cubanos.

Un testimonio ofrecido al Nuevo Herald por Zuilem Casas, residente en Miami, refleja cómo los cubanos han perdido el privilegio para renovar su visado.

Zuilem acaba de vivir todo el proceso con su mamá, una editora de libros de 70 años que había venido a visitarla en varias ocasiones, gracias al visado de turismo y que no tenía intención de emigrar.

Cuenta que su mamá llamó al número de información de la Embajada de Estados Unidos para renovar su visado, que se vencía en noviembre. Realizó todos los trámites 6 meses antes como le habían indicado y se presentó en el Consulado de Estados Unidos en Mérida, México.

“No solo se lo negaron sino que le invalidaron los seis meses de visado que le quedaban”, cuenta frustrada Casas. La razón que le dieron para esa negativa es que ella puede ser una posible inmigrante por los vínculos familiares que tiene en Estados Unidos.

“Mi madre no quiere vivir en este país ”, afirma Casas, quien es ciudadana estadounidense.

Santiago A. Alpízar, abogado de inmigración en Miami, considera que lo más recomendable siempre es renovar los visados con tiempo, pero considerando que el panorama migratorio en Estados Unidos ha cambiado y que hay pocas probabilidades de que a los cubanos les renueven esos visados, lo mejor es usarlos “lo más que se lo permitan”.

Por su parte, el abogado Wilfredo Allen, especializado en temas migratorios, recomienda iniciar la renovación al menos 90 días antes de que se venza el visado, especialmente porque ahora los cubanos tienen que viajar a un tercer país.

Agrega que es importante evitar quedarse en el país más del tiempo indicado en el visado y advierte no cometer el error de trabajar sin permiso.

Allen considera que aquellos cubanos que tienes más familiares en la isla que en Estados Unidos y que demuestran que tienen propiedades y un trabajo, cuentan con más posibilidades de que les renueven el visado.

Por otra parte, indica que si la persona llega a Estados Unidos con un visado que se va a vencer en 30 días, le pueden negar la entrada en el aeropuerto y devolverlo a Cuba.

Fuente el Nuevo Herald