Bicitaxista cubano sancionado a 10 meses de prisión por protestar frente al Partido

Lázaro Rodríguez es su nombre, y su oficio, conducir un bicitaxi en Jovellanos, Matanzas, aunque con un inconveniente, Lázaro no tenía licencia para ejercer por cuenta propia.

De ahí que este trabajador cubano se sintiera acosado por un policía, motivo por el cual decidió protestar con un cartel frente al gobierno local.

Acto que, por supuesto, no pasó inadvertido y tuvo como consecuencia que un tribunal cubano sancionara a 10 meses de privación de libertad a Lázaro bajo el “delito de resistencia”, sanción que deberá cumplir en la prisión Combinado del Sur, en Matanzas, a donde será trasladado el próximo martes, según declara un artículo de Radio Martí.

Idalmis García, esposa del chofer de bicitaxi, comentó que “todo comenzó después que un policía lo detuvo en Jovellanos, Matanzas, porque no tenía licencia para trabajar por cuenta propia debido a que actualmente está detenida la entrega de estos permisos”, agrega el reporte.

Tan molesto lo tenían, que Lázaro no aguantó más y el 8 de enero se paró a protestar frente a una oficina del gobierno local, llevando consigo un cartel, y allí fue arrestado.

“Me le echaron 10 meses, por resistencia”, dijo la esposa, quien participaría en el juicio celebrado el jueves como testigo, afán que se vio truncado porque fue detenida por la fuerza y llevada a los calabozos.

García dijo que Rodríguez trató hacer sus razones al policía que lo acosó desde el inicio por transportar su bicitaxi sin autorización, pero que todo fue en vano.

“Mi esposo le dijo, ‘compadre que tú prefieres, que yo esté preso, que yo robe, estoy trabajando, buscándome los kilitos, déjame trabajar’. Pero se encarnó arriba de mi marido y le dijo que lo iba a hacer tierra”, declaró a Radio Martí la mujer.

Y agregó que su esposo no se resistió, “Allí el pueblo vio que él no hizo resistencia ninguna, que él cogió y puso sus manos hacia atrás y se dejó poner sus esposas”, dijo.

En el año 2017, el gobierno cubano detuvo la entre de licencias para el trabajo por cuenta propia sin medir las consecuencias. ¿Qué será de esas personas que, como Lázaro, quieren emprender su pequeño negocio y están obligados a hacerlo sin permisos? Ojalá haya para ellos una solución rápida.