Sale vídeo sobre el arresto de la abuela asesina.

Se trata de una mujer de cabello rubio, 56 años de edad, apariencia normal y de carácter afable, que no da la menor sospecha del instinto asesino que lleva por dentro.

Natural de una pequeña ciudad  de Minnesota, en Estados Unidos, Lori Riess mantuvo a las autoridades policiales en estado de alerta durante tres semanas y sobre ella se estableció una persecución a nivel nacional por sospecha de asesinato.

Todo comenzó cuando su esposo David Riess que era una persona muy querida en el pueblo, lo dejaron de ver sus amigos durante una semana y preocupado uno de ellos pidió a la policía que lo buscara.

Los oficiales lo hicieron, y lo encontraron muerto en la granja por heridas de bala, de acuerdo a las declaraciones del alguacil del condado de Dodge. No estaba claro cuánto tiempo había estado muerto, ella abandonó la ciudad y la declararon como la principal sospechosa.

Luego se trasladó a Fort Myers Beach en la Florida donde Riess se hizo amiga y mató a Pamela Hutchinson, una mujer que tenía un gran parecido a ella para robarle su identidad y finalmente se marchó para Texas, donde la policía le estuvo buscando y la capturó cerca de la frontera con México.