Niños de escuela primaria empapados mientras avión arroja combustible ante aterrizaje de emergencia

Un avión que regresó al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el martes por la mañana arrojó combustible para aviones en el patio de una escuela, y dejó a varios estudiantes en la Escuela Primaria Park Avenue en Cudahy, dijeron las autoridades.

El vuelo 89 de Delta, un Boeing 777, despegó de LAX con 149 pasajeros a bordo y se dirigía a Shanghai cuando se dio la vuelta y regresó al aeropuerto de Los Ángeles.

“Poco después del despegue, el vuelo 89 de LAX a Shanghai experimentó un problema de motor que requirió que la aeronave regresara a LAX”, dijo el portavoz de Delta, Adrian Gee. “El avión aterrizó de manera segura después de una liberación de combustible de emergencia para reducir el peso de aterrizaje”.

El Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles dijo que más de 70 bomberos y paramédicos estaban en la escuela, y 20 niños y 11 adultos fueron tratados por lesiones menores. Nadie fue transportado al hospital. Además, seis personas en Tweedy Elementary School y otras seis en San Gabriel Elementary en South Gate fueron afectadas, al igual que un adulto en Graham Elementary School.

L.A. City Fire también estuvo en la escena. El portavoz de la agencia, Nicholas Prange, dijo que dos clases estaban afuera cuando llovió el líquido poco antes del mediodía. Los estudiantes y el personal recibieron instrucciones de entrar y permanecer allí por el momento.

“La mayoría de los pilotos optan por no tirar combustible a menos que la emergencia realmente lo dicte”, dijo Aimer.

Una posible emergencia sería un tren de aterrizaje que no funcionara y que de otra forma dificultaría el control del avión.

Cuando los pilotos descargan combustible, por lo general intentan hacerlo a más de 10,000 pies y sobre el agua, pero lo ideal es hacerlo a mayor altura porque el combustible se convierte en niebla y está lejos de las áreas pobladas.

Aimer dijo que sin saber cuál era la emergencia del vuelo 89, el piloto pudo haber estado en la etapa final de descargar combustible cuando el avión se dirigía hacia LAX. Dijo que también hay una buena posibilidad de que el piloto haya cometido un error.

“No recuerdo a nadie tirando combustible sobre la población”, dijo.

La Administración Federal de Aviación está investigando el asunto.