Chofer estatal a una mujer en una cola de gasolina: lástima que no seas hombre

La grave crisis energética que vive Cuba no solo está afectando la economía, y por supuesto, las condiciones de vida de las personas, sino también la educación cívica, y la cualidad del cubano de siempre ayudar al prójimo.

Una señora que se llama Moraima Espinosa ha publicado en su cuenta de Facebook un lamentable suceso en un CUPET, ubicado en la intersección de las calles de 23 y 24, en La Habana.

Después de esperar durante dos horas y media para echarle la gasolina a su carro, Moraima expresó que llegaron algunas motos y un carro rojo con la intención de colarse, pero ella no lo permitió.

El chofer de dicho automóvil trató de intimidarla sacando su carnet (al parecer de empleado estatal), pero ella le respondió que era una falta de respeto, y que no tenía miedo.

“Cuando voy a pagar, siguió diciendo cosas hasta el punto de decirme: lástima que no seas hombre, a lo que contesté: y que tu no seas una mujer”, expresó la mujer, haciendo clara referencia a la aptitud amenazante del hombre.

“Personas como estas no merecen tener a su disposición un carro estatal y que se crean con derecho por encima del resto de la población. No obstante, (se debe) señalar que habían muchos carros de otros organismos haciendo su cola. Estoy averiguando a qué organismo pertenece para enviar denuncia su centro de trabajo”, concluyó Moraima.