Seis menores de edad víctimas del fuego en las Parrandas de Remedio siguen hospitalizados

Solo 15 días han pasado del terrorífico evento que puso fin a las Parrandas de Remedios, una festividad representativa del oriente cubano.

El fatídico episodio dejó decenas de heridos, muchos de ellos continúan en estado crítico, mientras otros fueron dados de alta.

En el hospital Pediátrico José Luis Miranda permanencen aún los seis menores quemados aunque, según fuentes oficiales, han mejorado los pronósticos y los porcentajes de quemaduras.

“Los casos de Lázaro José Bruzaín, Damián Guerra Salazar y Alejandro Esquerri Gutiérrez se reportan ahora como pacientes críticos o grandes quemados con peligro para la vida”; informaron galenos de esa entidad pediátrica a la televisión local .

Por otra parte, en estado grave contiúan Daniel Alejandro Blanco, Guillermo Enrique del Río,y Michel Enrique del Río Pérez.

Los porcentajes de quemaduras, por su parte, han disminuido, de un 54.5 – 22 por ciento con que arribaron al hospital a 37,5 – 8 actuales, confirmaron los galenos.

En otro hospital de la provincia permanencen hospitalizados nueve quemados: dos en estado crítico extremo, tres críticos, tres muy graves y uno de cuidado, según información proporcionada por el equipo medico a la televisión cubana.

Hasta el momento, sin embargo, ninguna autoridad cubana ha esclarecido el origen de la explosión ni se ha informado de responsabilidades.