Ministerio de Salud Pública de Cuba responsabiliza a enfermera por deceso de Paloma

El Ministerio de Salud Pública de Cuba ha emitido un comunicado que ha sido publicado por medios oficialistas, en el que responsabiliza a la enfermera que vacunó a Paloma por los terribles sucesos que terminaron con la vida de la niña.

“Se demostró que la causa de los eventos que presentaron las tres niñas fueron por violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado. A partir de los resultados de esta investigación, a la enfermera involucrada directamente en este hecho, se le aplicó la medida de separación definitiva del Sistema Nacional de Salud, la inhabilitación del ejercicio de la profesión y se encuentra en proceso de instrucción penal”, ha expresado el MINSAP en la nota.

Igualmente, afirmó que otros cuadros y funcionarios recibieron medidas administrativas por estar relacionados con las deficiencias identificadas.

Al parecer, el fallecimiento de la niña y la gravedad de otras dos pequeñas con los mismos síntomas, se debió a “un Síndrome de Shock Tóxico, provocado por una bacteria (Estafilococo aureus), aislada en las investigaciones realizadas. Este evento adverso no está vinculado a las propiedades intrínsecas y de calidad de la vacuna PRS; el lote y diluente utilizado se comprobó que se encuentra apto para su uso, según los exámenes de laboratorio realizados en varios centros de investigación acreditados del país”.

El MINSAP concluyó que las tres niñas se vieron afectadas por “violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado”.