La pesca en Cuba se reduce drásticamente en un 70 por ciento

La captura de peces en Cuba se ha reducido en un 70 por ciento en los últimos cinco años, a tal punto, que la Isla ha transformado sus leyes de pesca. Las nuevas normas, sugieren algunos especialistas, abrirá un área de intercambio entre Cuba y Estados Unidos, pues la Isla necesita de su vecino del norte para conformar una nueva base de datos científicos.

En el archipiélago, las 54 especies que se pescan comercialmente han disminuido un 40 por ciento; aunque paradójicamente, los mares de la Isla se encuentran entre los mejor conservados de la región.

El pargo es una de las especies más afectadas, y los científicos cubanos le echan la culpa a la pesca excesiva, pero los peces llegan en raras ocasiones a la mesa del cubano, y los mariscos, son un verdadero lujo para el que pueda conseguirlos, muchas veces en el mercado negro.

Casi siempre los mariscos van a parar al sector turístico. En algunos establecimientos del gobierno se ofertan camarones en fechas especiales, pero la langosta está tan perdida de las entidades estatales como la carne de res.