Intentó ponerle a Paladar cubana Celia Cruz y terminó en un psiquiátrico

Luis Hernández Martín es un cuentapropista cubanos que quería ponerle a su cafetería Celia Cruz, pero desde octubre del pasado año la Seguridad del Estado se lo impide.

Hernández Martín califica este proceso como una “odisea producida por los obstáculos con la burocracia no parece tener fin”.

Según cuenta este cubano, el pasado 24 de mayo funcionarios del gobierno mandaron a retirarle  el metro contador y el fluido eléctrico, lo que le ha provocado pérdidas de hasta 10 mil pesos en moneda nacional.

“Estuve sin electricidad veinte días, donde se echaron a perder todos los productos que habían en las tres neveras, el día 24 de este mes pasado. Había queso, jamón, helado, pizzas, sándwiches, hamburguesas, de todo lo que lleva un Café complementado y se echó a perder todo, con una pérdida de 10 mil pesos”, detalló Hernández Martín a través de Radio Martí.

Explicó que ha tenido presiones de un directivo del Banco Popular de Ahorro (BPA), así como también amenazas directas por parte de la Seguridad del Estado.

“Cuando fui a pagar el contador (retirado por la Empresa Eléctrica) me pidieron 800 pesos más, por encima, diciendo que este mes había consumido. Eso es una estrategia ya que yo, al no tener (metro) contador no tenía consumo de corriente y al haber estado ingresado no podían haberme llegado 1.955 pesos de consumo de corriente”, señaló.

No obstante, él siguió con su emprendimiento, pero se vio obligado a cerrar la Paladar, ubicada en calle Frexes de la Ciudad de los Parques.

“Ahí no quedó todo, pongo el contador y la vecina de arriba me corta el cable de la electricidad y me deja la mitad de la vivienda sin electricidad, porque ella quiso”, comentó.

Este holguinero sabe que no tiene  para dónde virarse “no hay nadie… “¿dónde vas a reclamar? ¿a dónde vas a ir? No pasa nada. Lo que me han hecho es un sabotaje”.

En octubre del pasado año, su problema con la Seguridad del Estado y con un agente de apellido Chapman fue mayor. Luis Hernández cuenta que le hicieron cartas de advertencia, amenazas de retirarle la licencia para vender alimentos, los obstáculos con el Banco, y el agente de la Seguridad del Estado le recomendó que el local debía llamarse “Azúcar”, pero de todas maneras él insistió en ponerle Celia Cruz.

“Las gestiones fueron en todas partes: Planificación física, (Unidad de) policía… el expediente completo en Fiscalía va a cumplir casi 8 meses y no me han dado respuesta. El dictamen técnico del Arquitecto de la Comunidad y todo ha sido en vano”, cuenta.

Él padece del Síndrome de Guilles de la Tourette, esto le provoca tics nerviosos que afectan su estabilidad física y emocional; ya ha estado ingresado en el Hospital Psiquiátrico de Holguín debido a la presión y el estrés.

“Pero la situación en el hospital era más crítica que en un hospital con sala especializada. Estuve cinco días nada más porque mi familia optó por sacarme de allí”, narró.

“Toda esta situación venía planificándose de antemano, desde que yo hice el reportaje del Café Celia Cruz (producido por Palenque Visión) y el otro día hice una entrevista de 44 minutos con José Daniel Ferrer”, indicó.

Después de la grabación de la entrevista en Santiago de Cuba con el coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, Luis fue arrestado, y dijo: “Me entró un ataque de pánico, por poco me parten un brazo con las esposas. Mi esposa, que nunca había pasado por nada de esto quedó intimidada y se está atendiendo ahora en el Hospital de Día. Cuando regresamos ya nos estaban esperando”.

Para Luis Hernández, “el régimen cubano no perdona. Esperaron que hiciera el negocio, que lo fortaleciera, que invirtiera una inmensidad de dinero (cifrado en 1000 mil pesos), el dinero del banco, los ahorros de mi madre, mi salud, para cuando ya estuviera floreciente como estuvo, desbaratarlo completamente”.

CONDENADA A MUERTE EN HOLGUIN PALADAR CON EL NOMBRE DE CELIA CRUZ

CONDENADA A MUERTE EN HOLGUIN PALADAR CON EL NOMBRE DE CELIA CRUZ.Palenquevision. TV Marto – CibercubaDueño de la cafetería Celia Cruz, en Holguín, obligado a cerrar el negocio por presiones del régimenEl cuentapropista Luis Hernández Martín, de Holguín, se ha visto obligado a cerrar la paladar Celia Cruz, situada en la calle Frexes de esa ciudad, debido al hostigamiento y amenazas sufridos por las instituciones del régimen.Según conto Martí Noticias, desde antes de abrir el local, Hernández Martín ya estaba siendo molestado por la policía y la Seguridad del Estado.El motivo: haber escogido para su negocio el nombre de la cantante cubana que desde que emigró hacia Estados Unidos estuvo prohibida en la Isla.El oficial operativo de la Seguridad del Estado que lo “atendía”, de apellido Chapman, trató de convencerlo para que lo denominara “Azúcar”, uno de los símbolos de la artista.Después llegaron las cartas de advertencia, las amenazas de retirarle la licencia para vender alimentos y las trabas del Banco para dificultar la devolución de los 3.700 pesos del crédito que le habían otorgado.El pasado 24 de mayo, por orden del gobierno, le quitaron el metro contador y le cortaron el suministro de la corriente.“Estuve sin electricidad 20 días, se echaron a perder todos los productos que había en las tres neveras: queso, jamón, helado, pizzas, sándwiches, hamburguesas, de todo lo que lleva un Café complementado. Se echó a perder todo, con una pérdida de 10.000 pesos”, dijo.“Cuando fui a pagar el contador (el mismo que había sido retirado) me pidieron 800 pesos más, por encima, diciendo que este mes había consumido. Eso es una estrategia ya que yo, al no tener contador no tenía consumo de corriente, y al haber estado ingresado no podían haberme llegado 1.955 pesos de consumo”, añadió.“¿Dónde vas a reclamar? ¿Adónde vas a ir? No pasa nada. Lo que me han hecho es un sabotaje”, expresó este emprendedor, que ha llegado a sufrir incluso amenazas directas de la Seguridad del Estado.Hernández ha sufrido tanto que tuvo que ingresar durante varios días en el Hospital Psiquiátrico de Holguín.“El régimen cubano no perdona. Esperaron que hiciera el negocio, que lo fortaleciera, que invirtiera una inmensidad de dinero (cifrado en 1000 mil pesos), el dinero del banco, los ahorros de mi madre, mi salud, para cuando ya estuviera floreciente como estuvo, desbaratarlo completamente”, concluyó.

Posted by Mario Vallejo on Monday, June 25, 2018