Cooperativa láctea uruguaya planea instalar fábrica en Cuba

En 1958 la producción de carne vacuna y de leche era la segunda actividad económica de Cuba. Se habla de que existían en el país “tantas vacas como personas”.

Actualmente el gobierno cubano se ve en la necesidad de importar carne, leche y sus derivados.

Según reporta EFE, la Cooperativa Nacional de Productores de Leche (CONAPROLE), de Uruguay, se encuentra negociando con las autoridades cubanas, la instalación de una fábrica en la isla.

El vicecanciller uruguayo, Ariel Bergamino sostuvo una reunión con el vicecanciller cubano Rogelio Sierra e informó que ambos analizaron las negociaciones.

Bergamino destacó que la balanza comercial entre ambos países beneficia a Uruguay y que en 2017 su país exportó bienes a la isla por 53 millones de dólares.

Al mismo tiempo señaló, que la instalación de esta planta permitiría “ingresar al mercado cubano con otros productos”, además de la leche en polvo, destacando que conoce que este alimento, es muy valorado por la población cubana.

Raúl Castro llamó en 2007 durante un discurso en Camagüey a “producir leche para que se la tome todo el que quiera tomarse un vaso de leche”.

En aquel momento se refería a la limitación que todavía existe en Cuba, sobre distribuir leche a través de la canasta básica, solo a los niños menores de 7 años. Prometiéndo que se desarrollarían estrategias para que no exista déficit del anhelado producto.

Sin embargo, 11 años después, Raúl Castro pasó la presidencia a Miguel Díaz-Canel sin haber solucionado el problema.

Bergamino señaló que “las relaciones entre Uruguay y Cuba están en un muy buen nivel de desarrollo e interacción lo que satisface y estimula a los gobiernos a seguir avanzando”.