Carnival pierde caso de desestimación legal por demanda amparada en la Ley Helms-Burton

La jueza federal Beth Bloom ha rechazado una solicitud de la compañía Carnival para invalidar la demanda de Mickael Behn, miembro de la familia dueña de Havana Docks Corporation. A través de la activación del Título III de la Ley Helms Burton, los descendientes pidieron a la compañía estadounidense una compensación por el uso de propiedades del puerto de La Habana, confiscadas por el gobierno cubano después de 1959.

Bloom ha rechazado la petición de Carnival, lo cual significa una fuerte derrota para la compañía, ya que le sucedió lo mismo cuando trató de que se desestimara la demanda del cubanoamericano Javier García-Bengochea, cuya familia estaba a cargo del muelle principal de Santiago de Cuba.

“El tribunal está de acuerdo con el demandante en que Carnival confunde una reclamación con una propiedad y un interés de propiedad”, expresó Bloom en un comunicado.

Sin embargo, cuando Carnival comenzó a viajar a Cuba en el año 2016 contó con la aprobación del gobierno estadounidense, lo cual pudiera beneficiarle en el desenlace de esta demanda legal.

De hecho, Bloom también aclaró: “Aunque es muy posible que la conducta de Carnival esté dentro del alcance de la excepción, tal argumento no es apropiado en esta etapa del litigio”.