Prensa oficialista arremete contra el transporte privado en Santa Clara

Prensa oficialista arremete contra el transporte privado en Santa Clara

Un artículo publicado este jueves por el portal estatal Cubadebate, pone en tela de juicio la honestidad de algunos de los transportistas privados de la ciudad de Santa Clara.

Bajo el título “Transporte privado en Santa Clara: ¿Pasó de moda la honestidad?”, el sitio se cuestiona dónde ha ido a parar el respeto de los choferes por los usuarios,los precios y el trato.

“Hace tres meses aparecieron varios grafitis en una de las paradas más concurridas del transporte privado en Santa Clara. Solo tenían una palabra: honestidad. ¿La causa?: la inteligencia colectiva le reclamaba a los choferes un respeto por los precios tradicionales y un mejor trato hacia quienes preguntaban por qué debían pagar el doble del pasaje para llegar a su destino. Desde aquel momento, la exigencia de unos y la desatención de otros no hizo más que aumentar”, dijo.

“Aunque esa imagen representa el punto más negativo dentro de la transportación privada, todas las variantes del servicio sufren males similares y ninguna escapa a una idea que desde hace semanas reina en las calles de la urbe: quien paga mejor viaja más rápido. Esa parece la única ley que rige el trabajo de los choferes particulares en la quinta ciudad más poblada de Cuba”, agregó.

“De todos los medios de transporte privado, las motonetas son la primera opción cuando los ómnibus urbanos no cumplen las expectativas. Construidos artesanalmente a partir de la reconversión de motos —generalmente de marca Ural, Minsk o MZ— y su unión con otro compartimento metálico para los pasajeros, estos equipos circulan por todas las arterias principales de la ciudad”, explicó.

“No obstante, ya sea por el aumento de precios, el exceso de velocidad o las maneras de prestar el servicio, desde su aparición se ganaron un puesto en los debates y aun mantienen en vilo a buena parte de sus usuarios. Sabiéndose parte esencial de la vida en la urbe, a cada nueva acción de control para evitar el aprovechamiento le seguía una mayor tarifa o una disminución en el servicio. Así hasta que la presión cedía y las aguas tomaban su nivel”, refirió.

“Con esos precedentes, el último capítulo de esta historia inició hace un año, cuando entró en vigor la Resolución 549 del Ministerio de Transporte y reguló las condiciones técnicas de los triciclos destinados al transporte de pasajeros. El documento, publicado en la Gaceta Oficial en abril de 2017, dejó en seis la cantidad máxima de clientes, dos menos que los aceptados hasta ese momento”, recordó el oficialista.

“Muchos choferes se quejaron inmediatamente, pero esa significa una decisión acertada. Lo importante es garantizar la seguridad de las personas. La cantidad de pasajeros no solo tiene que ver con el tamaño del vehículo, sino también con la capacidad del motor, el sistema de frenos, así como otras cuestiones técnicas y estructurales”, comentó Ramón González Abreu, Subdirector Provincial de atención al sector privado y estatal de la Dirección de Transporte en Villa Clara.

“Como el resto de los transportistas no estatales, ellos deben comprar el combustible a 20 pesos en los servicentros del territorio, una cifra todavía menor que el dinero percibido en un viaje con seis pasajeros. No obstante, esa imagen tampoco parece real, porque según Héctor Amador González, Director Provincial de Transporte, Villa Clara solo vende 0.80 litros diarios a los porteadores privados. El resto proviene del mercado negro y la corrupción”, señaló.

“Por otra parte, aunque los motoneteros necesitan conservar un margen de dinero dedicado a las partes y piezas de repuesto, así como para sus obligaciones tributarias y para formar sus ganancias, ¿qué ocurre con las decenas de choferes que no son los dueños de los equipos y deben explicar sus ingresos frente a los verdaderos propietarios? ¿Qué justificación tiene cuadruplicar el precio en las noches más importantes de la semana? ¿Esa retribución extra va también a sus declaraciones juradas?”, cuestionó

“La respuesta llega desde la propia Dirección de Transporte de Villa Clara. Según el Subdirector Provincial de atención al sector privado y estatal, Ramón González Abreu, la Resolución No. 368 del 2011 —vigente hasta el próximo 7 de octubre— ciertamente estipula que los trabajadores por cuenta propia realizan su labor bajo la ley de oferta y demanda. “Legalmente no incumplen ninguna normativa y no podemos legislar sobre algo que

“La situación con los coches tirados por caballos no difiere mucho. Aun cuando es el servicio menos popular de la ciudad, varias personas lo utilizan para recorrer distancias cortas o cubrir tramos intermedios dentro de rutas donde el transporte público no asume toda la demanda. Sin embargo, desde hace al menos tres semanas esa realidad también cambió”, recalcó.

“Sin una justificación como la de los choferes de motonetas, varios cocheros decidieron cambiar sus precios y ajustarlos al horario del día en que prestan el servicio. Así, por ejemplo, después del mediodía cobran tres pesos, luego de las cuatro de la tarde suben hasta cinco y pasadas las siete de la noche pueden llegar hasta diez, sentenció.

“Con los bicitaxis ocurre exactamente igual, aunque no necesariamente dependen del momento del día para establecer sus tarifas. Según varios conductores entrevistados, el alza de precios viene dada porque ya no recaudan lo suficiente para pagar las obligaciones tributarias y mantener un margen conveniente de ganancia. Frente a otras formas de transporte, cada vez son menos los que prefieren los bicitaxis o recorrer la ciudad con el peligro de un caballo desbocado, lidiar con las necesidades fisiológicas del animal o sencillamente ver los azotes cuando el equino se niega a avanzar”, añadió.

“Frente a ese panorama, queda clara la necesidad de la existencia de los porteadores privados como parte activa para garantizar la transportación. No obstante, una pregunta salta por doquier: ¿cómo lograr que su presencia combine la merecida búsqueda de ingresos personales con un verdadero aporte social?”, consideró.