Migrante que ‘desconectó’ a su hija podrá estar un mes más en New York

Manuel Gámez, el migrante hondureño que recibió autorización de los agentes de la Patrulla Fronteriza para desconectar a su hija moribunda de los soportes vitales, obtuvo permiso nuevamente para permanecer un mes un New York.

Su reencuentro con Heydi se conoció en el mundo entero. Él no la había visto en cuatro años, pues siempre lo arrestaban en la frontera. La última vez lo trasladaron a un centro de detención en Texas, donde sorpresivamente un día le dieron autorización para ver a la niña; pero él desconocía los motivos reales.

Finalmente pudo encontrarla, pero en una cama de hospital: la jovencita había decidido quitarse la vida porque pensó que nunca más vería a su papá; y terminó con muerte cerebral. Él tuvo que desconectarla de las máquinas que la mantenían con vida. Sus fotos llorando han conmovido a millones de personas.

Este sábado Gámez regresaría a Texas para enfrentar la deportación, pero después de la prolongación de su estancia, sus abogados estudian la manera de que pueda residir en Estados Unidos de manera legal; una oportunidad, que paradójicamente, le ha dejado el fallecimiento de su niña.