Gente de Zona va al programa de Enrique Santos y finalmente ‘hablan de política’

Gente de Zona finalmente ha hablado, y se ha quitado el polvo del camino. Han hablado de todo, y de todos. Lo hicieron en el programa que Enrique Santos tiene en iHeartRadio, y se refirieron a la libertad de expresión en Cuba, a la democracia, a las Damas de Blanco… Un cóctel de declaraciones que pretende exonerarlos de la campaña que se ha desatado en contra de ellos por no haberse manifestado sobre la situación que vive la Isla.

Sin embargo, Alexander Delgado aseguró que la campaña les da igual, y que seguirá yendo a Cuba, donde tiene amigos y familia. Toda la polémica, según él, se ha formado porque ellos “son famosos” y tienen dos millones de seguidores en Instagram.

“Yo soy artista, no soy político (…) Mis resultados han sido por mi carrera, no por hacer política. No puedo dedicar mi carrera a denunciar lo que pasa en Cuba o en el resto del mundo, porque entonces dejo de hacer mi carrera (…) Yo tengo libertad para pensar y hacer lo que quiera; si entregar mi green card va a resolver los problemas de Cuba; si viene la luz, si hay petróleo, si hay comida, mira Enrique, tú te quedas con mi green card”, aseveró Delgado.

Randy, por otro lado, dijo que no estaba a favor de la represión contra las Damas de Blanco ni contra la gente que se manifiesta por pensar diferente.

“Siempre ha sido así. Yo crecí viendo esas cosas. Está mal, y yo nunca he estado a favor de eso”, expresó el músico.

“No me ataques, no me hables de democracia. ¿De qué estamos hablando! Deseamos paz, tranquilidad, un cambio, comida para el pueblo”, dijo posteriormente Delgado, quien también se refirió a cómo aliviaron el dolor de las 350 mil personas que asistieron al concierto de ellos en el Malecón habanero, así como a las donaciones que hicieron después del tornado en La Habana: “Fuimos, sin fotos, sin videos. Fuimos y las entregamos”.

Igualmente aclararon que todos los bienes que poseen han sido comprados con dinero de ellos, dinero que se han ganado con la música.

 “Estas cosas son cosas que no construyen, sino que dividen”, añadió Delgado.

Por otro lado, Malcom se preguntó qué cambiaría si él entregara su tarjeta de residente y todos los reconocimientos que posee y Santos le respondió: “Nada, lamentablemente nada”.

Además, aseguraron que el gobierno cubano debería permitir que muchos músicos y artistas que viven en el exilio pudieran viajar a la Isla, independientemente de sus convicciones políticas.