Cubanos se niegan a ingresar en hospitales, por temor a cucarachas y malas condiciones

‘Es mejor no caer en un hospital, porque uno entra por una cosa y termina con otra peor’, es una de las frases que más se escucha en Cuba en los últimos años.

Los casos de Dengue y Zica han aumentado considerablemente en Cuba. La mayoría se niega a ingresar, incluso se escapa de los hospitales, una vez que enfrentan a las pésimas condiciones que padecen las salas de los hospitales cubanos.

Uno de los pasos más importante para evitar que se propague la enfermedad, es mantener a los pacientes en cuarentena. Pero nadie quiere ingresar, en lo que debería ser el lugar más estéril para que un efermo pueda recuperarse.

Un ingreso significa además un gasto económico, difícil de asumir para la mayoría, ya que los familiares deben llevar al enfermo desde sábanas limpias hasta agua potable.

El siguiente reportaje realizado por Martí Noticias, describe claramente esta preocupante situación: