Acaban con la vida de un hombre que tenía retraso mental para quitarle su casa

Patricia Santa Coloma, directora de Producciones Almendares, en La Habana, denunció en su perfil de Facebook cómo su vecino, al que ella llama Lazarito, fue asesinado, después que lo montaran en un carro y lo llevaran hasta Guanabo, donde fue ahogado en la madrugada del 6 de agosto.

“Lazarito, era alguien con un ligero retraso mental y desorden de la personalidad. Muchos decían que era esquizofrénico. Pero dentro de su locura se expresaba muy bien y sus palabras tenían sentido”, afirma Patricia, quien agrega además que el individuo acababa de perder a su mamá hacía solo un mes.

Lazarito vivía en un garaje, que le fue entregado a su madre por Celia Sánchez.

“Comenzó a ir a una iglesia donde le daban comida de forma regular y un señor de la iglesia le ofreció casarlo con su hija. Lazarito se negó pues todos los vecinos le aconsejaron que lo casaban por el garajito. Sabíamos que de casarlo, o lo sacarían de la casa o lo matarían. Pero perdería el único bien que éste tenía”, lamentó Santa Coloma.

Al parecer, después de la muerte de su madre, Lazarito comenzó a gritar que lo iban a asesinar, pero nadie le hizo caso, hasta la madrugada del 6 de agosto. Ahora las autoridades cubanas investigan este incidente.