Músico cubano arremete contra `el personal ineficiente´ de la aduana

Músico cubano arremete contra `el personal ineficiente´ de la aduana

El músico cubano Dagoberto Pedraja compartió, en su perfil de Facebook, lo que le tocó vivir en la Terminal 3 del aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana, a su regreso de un viaje por Fort Lauderdale.

En un post que tituló “Al final de este viaje….”, Pedraja relata los nerviso que sintió, lo que le dijeron, las evidencias que mostró para librarse de los “avatares”, el largo tiempo de espera, y dejó hasta recomendaciones.

“Al final de este viaje….” Es el nombre de uno de los discos más icónicos de Silvio Rodríguez pero no….No voy a contarles del disco, sino de los avatares de la Aduana de la terminal 3 del Areopuerto José Martí”, dijo.

Salí de Fort Lauderdale a las 12:30 y llegué a La Habana sobre la 1 :15 pm .Tenía cierta preocupación porque llevaba una “mother board”, un sistema inalámbrico con mi guitarra, pedales de efectos, algunos parches de batería, atriles y un drums electrónico. Estaba sacando cuentas de cuanto me cobrarían porque no había declarado mi guitarra que siempre viaja conmigo, pero bueno jamás había tenido problemas en tantos viajes que he dado, claro, siempre lo había hecho por la terminal 2”, agregó.

“Mi mochila llevaba casi todo y otra parte dentro del estuche de mi guitarra, “los hierros”, parches, 2 platillos pequeños (splash) y unas baquetas iban en una maleta más pequeña, donde también puse dos pilas corrientes de lavamanos .También llevaba una carta de la UNEAC donde me acreditaba que soy artista cubano y viajo con mis instrumentos de trabajo…Y aquí se pone buena la cosa”, señaló.

Primer control: la muchacha me mira y le dice a la otra como si hubiera visto un fusil AK-47… “Mira, trae una guitarra….”, la pasa por el scanner, junto con la mochila donde iba lo supuestamente “ conflictivo”, le digo que soy músico y es mi instrumento personal de trabajo y le muestro la carta de la UNEAC, ella la lee junto con otra oficial y llaman a un tercero que me dice …” Mira, esta carta no nos dice nada…No te sirve con nosotros ,debiste haber declarado la guitarra cuando saliste, pero pasa, para próxima ya sabes…”, narró

“Respiré tranquilo, ya no había lio pensé yo, no me dijeron nada de la motherboard, ni del sistema wirelees de guitarra ni del disco duro ni del drums electrónico que son de los artículos tontos “más buscados” según he escuchado a otros amigos que han pasado por lo mismo, hasta sentí una sensación de alivio infantil como cuando haces una travesura y no te cogen”, bromeó.

“La estera de equipajes comienza a rodar y salen maletas, cajas, gusanos, todo muy rápido porque venían muy pocos pasajeros en el vuelo ; recojo mi “gusano pacotillero”, la maletica con los hierros y pa´ fuera , todo en menos de 15 minutos de mi llegada. Cuando me para una oficial…” Oye, esa maleta hay que revisarla que está marcada…” Era la maletica de los atriles de batería etc…La oficial me señala una cola bastante larga y me indica que pida el último “para el registro”. Comencé a alarmarme porque habían unas 20 personas cargadas hasta el moño de otros vuelos y una sola…UNA SOLA OFICIAL registrando bulto por bulto, calculé casi 2 horas de demora en el trámite pero me quedé corto…Muy corto”, indicó.

“Llega mi turno y la oficial me pregunta que traía en esa maleta, le digo el contenido y me dice que la abra…Yo tranqui, pero al borde de la fatiga. La oficial toma en sus manos el par de baquetas y me pregunta..” Y esto…Qué cosa es…?”, le explico que son los palitos para tocar batería que usan los grupos musicales…” Y esto…? “ …Son los parches de plástico que llevan los tambores….” Y esto…?”, son los atriles, los hierros donde van los tambores…” Y esto…?”…Son unos platillos pequeños, para hacer efectos. En mala hora dije aquella palabra..” Efecto “…La oficial comenzó a analizar aquel platillito como si fuera el hijo menor de una “antena parabólica”…” Tú vives fuera de Cuba…? No, oficial, yo vivo aquí, soy músico…En eso llega otra oficial y le dice…” Mira, también trae 2 pilas…” La oficial soltó el platillo y comenzó a analizar la pila de lavamanos..” Esta pila es eléctrica…? Ahí ya me acomplejé…Mire oficial es una pila de lavamanos común, no tiene ningún cable…La otra oficial me mira y me dice…”Bueno, todo esto lo tienes que pagar.. Coge la planilla de importación…”, agregó.

“Y ahí empezó a tomar una por una cada cosa, cada parche, cada hierrito, cada BAQUETA, cada pila de lavamanos (2) y a apuntar , interminable aquello, habían pasado más de tres horas y conmigo llevaban casi una y detrás de mí habían más personas llenas de bultos…” Ahora ve para allá para que te pesen todo el equipaje y pagues la “importación” . Volver a meter todo organizadamente , con cuidado, contando hasta 1000 y a punto del desmayo cuando llega otra oficial….Ven conmigo…Y me señala a otra oficial frente a una pantalla, la oficial de la pantalla toma mi planilla y empieza a teclear, la otra le dice… “Ah …Y la guitarra se la apuntas también..” Mire oficial, yo soy músico, es mi guitarra personal, el problema son los hierros de esa maleta, mire…Y le muestro la carta de la UNEAC …Y ahí viene la frase célebre…” QUE COSA ES LA UNEAC ..? ”(¡!!!!!!)”, reseñó.

“Esto tiene que ser una jodedera, una cámara oculta o un chucho de Siro Cuartel, pero no, ella me miraba con el ceño fruncido como interrogando a un bandido…Está bien, no hay problema, cuánto tengo que pagar ? Son 300 pesos moneda nacional…Y ahí viene el tiro de gracia, la otra oficial me pregunta…” Tú vives afuera…? “porque si no es en USD…” Yo vivo aquí, resido aquí, mire mi pasaporte, mi carnet de identidad y el documento de la UNE…Bué…Tiempo total…Desde la 1:15 pm hasta casi las 5 de la tarde!!!!”, recordó.

“La Aduana Cubana es la primera frontera, vela eficientemente porque no haya tráfico de drogas, explosivos, evita la fuga del patrimonio nacional y vela por la tranquilidad y la seguridad del viajero que llega o se va pero…No sé qué tipo de personal ineficiente pusieron ese día , que interrumpió el flujo de pasajeros por tonterías, porque no se dio ningún show de drogas ni de nada peligroso o prohibido, causó la molestia de muchas personas , algunas de avanzada edad y demostró animosidad e ignorancia total. Creo que alguien debe hacer algo, y sobre todo volver a capacitar e instruir a una serie de personas que dan una imagen de nuestro país que mueve a la burla. Al final “lo más terrible pasó sin lio y lo más tonto por poco me cuesta un infarto”.

“Al final de este viaje….”Es el nombre de uno de los discos más icónicos de Silvio Rodriguez pero no….No voy a…

Posted by Dagoberto Pedraja on Monday, January 7, 2019