Marruecos protesta ante la FIFA por injusto arbitraje frente a España y Portugal

La Real Federación Marroquí de Fútbol (FRMF) ha enviado una carta a la FIFA como protesta ante una serie de errores arbitrales que, a su juicio, se produjeron en los partidos del Mundial disputados por su selección ante Portugal y España.

En la comunicación, el presidente de la FRMF, Fouzi Lekjaa, manifiesta su “indignación” por la “injusticia” sufrida por la selección de Marruecos, que en su opinión fueron “gravemente penalizados” por un cúmulo de decisiones que contribuyó notablemente a su eliminación en la fase de grupos del torneo.

En la carta la FRMF detalla tres situaciones dudosas del duelo contra Portugal, que Marruecos perdió por 1-0, y cinco del enfrentamiento con España que terminó con empate a dos, añadiendo a sus reclamaciones los videos de cada jugada.

En el  partido contra Portugal, Marruecos alega que el colegiado estadounidense Mark Geiger debió pitar dos penaltis a favor de la selección marroquí, uno en el minuto 30, por derribo a Khalid Boutaib, y otro en el 80, por mano de Pepe. Y, sobre todo, que el gol portugués, anotado por Cristiano Ronaldo, tenía que haber sido anulado a raíz de una falta previa de Pepe.

Respecto al choque contra España, que Marruecos jugó estando ya eliminada, la principal queja marroquí se refiere al gol del empate, firmado por Lago Aspas pasado el minuto 90 y que el árbitro, el uzbeko Ravshan Irmatov, validó después de consultar con el VAR.

Por otra parte, afirman que el saque de esquina debía ejecutarse desde el lado derecho de la portería, y no desde el izquierdo, como ocurrió. La FRMF defiende, asimismo, que Irmatov “perdonó” dos tarjetas amarillas a España (una a Gerard Piqué y la otra a un futbolista sin especificar que tocó el balón con la mano en el minuto 47) y que, a su vez, amonestó injustificadamente al mediocentro marroquí Karim El Ahmadi.

Finalmente se refieren a un posible penalti cometido por Dani Carvajal sobre Boutaib en el minuto 55 cuando peleaban por hacerse con el cuero en el área española. “El recurso al VAR por parte de los árbitros sólo ha servido para preservar los intereses de nuestros contrincantes”, concluyó Lekjaa, que conminó a la FIFA a “garantizar la igualdad de oportunidades de todos los equipos”.

Marruecos asiste a su primer Mundial desde 1998 y fue eliminado al perder con Irán y Portugal con marcador de 1-0 en ambos juegos y  posteriormente empatar con España.