Cuba asegura que por lo menos oriente tendrá pan

Cuba asegura que por lo menos oriente tendrá pan

La unidad empresarial de base (UEB) Cereales Frank País García, de Santiago de Cuba, concluyó la rehabilitación tecnológica del proceso industrial, por lo que deben volver a la normalidad los `niveles de producción que aseguran la harina para el pan normado de la canasta básica y el liberado de la Cadena Cubana del Pan en el oriente cubano´.

Según el periódico Granma, “atrasos en el arribo de piezas y agregados de repuesto de los molinos de trigo del país han incidido en el déficit de harina afrontado hace varias semanas en buena parte de la nación”.

“Solo en el caso de Santiago de Cuba, después de sobrecumplir las 138 000 toneladas del cereal pactadas en el 2015 y el 2016, incluyendo en ese último año un récord productivo ascendente a 142 701 toneladas, debido a la causa señalada, el 2017 cerró con 240 toneladas por debajo del plan, y en el actual año hasta el pasado mes de noviembre dejaban de producirse 19 301 toneladas”, agregó.

“Actualmente se promedian 365 toneladas diarias, que dada la situación del país permiten cubrir la demanda del pan y los productos cárnicos normados (que llevan harina), junto al pan de la Cadena Cubana del Pan, en Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín y la Empresa Alimentaria de Las Tunas, destinos priorizados en las FAR y el Minint, y compromisos del turismo y las ventas en divisas”, dijo.

Por otro lado, insiste en que “hasta el momento no existe dificultad alguna con el trigo, y en la medida en que prosiga el flujo de piezas de repuesto, pues urgen medios para la reparación de la grúa de succión del cereal en la descarga, continuarán de inmediato las reparaciones que puedan estabilizar en 400 toneladas la entrega diaria de harina de buena calidad”.

“El Combinado de Cereales de Cienfuegos también contribuye al abastecimiento de harina a las cinco provincias del oriente del país. Isbel Vanegas Presno, director de la entidad fundada en 1973, dijo a Granma que «los recursos están llegando de forma priorizada, fundamentalmente masas de cilindro para molinar el trigo. Ello redundará en la consecución de mejores rendimientos y mayor calidad de la harina de un centro como el nuestro, el cual tiene el encargo de producir el 42 % de la harina de trigo del país»”, explicó.