Autoridades mexicanas arremeten contra Global Air

Autoridades mexicanas arremeten contra Global Air

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México, aseguró que todavía no han finalizado las pesquisas sobre el accidente aéreo ocurrido el pasado 18 de mayo en Cuba y que, por tal motivo, no se conocen las causas que provocaron la caída del avión de Global Air en La Habana.

El comunicado de DGAC mexicana aparece poco tiempo después de que la aerolínea Global Air revelara, en un comunicado difundido en las redes sociales, que el siniestro fue a causa de un error humano.

En el mismo, la aerolínea aseguraba que los pilotos habían despegado con “un ángulo de ascenso muy pronunciado”, lo que dio al traste con la “falta de sustentación que trajo como consecuencia el desplome de la aeronave”.

Por otro lado, las autoridades mexicanas aclararon que es el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) el responsable de la investigación y que no existe, hasta el momento, pronunciamiento oficial por parte de las autoridades cubanas sobre el accidente que puso fin a la vida de 112 personas

“Hasta el día de hoy no existe un pronunciamiento oficial por parte del Instituto de Aviación Civil de Cuba (IACC), autoridad responsable de la investigación, en términos del Anexo 13 del Convenio de Aviación Civil Internacional, en torno a las causas del accidente de aviación ocurrido el pasado 18 de mayo” señala el comunicado.

“Por lo anterior, no hay elementos para que la DGAC, o alguna otra autoridad, pueda hacer un pronunciamiento o asignación de responsabilidades oficial al respecto”, agrega.

“Las medidas tomadas por la DGAC con motivo del accidente, en el sentido de suspender las operaciones y llevar a cabo una visita de verificación técnica-administrativa mayor extraordinaria a Aerolíneas Damojh, se apegan al marco legal y tuvieron como consideración la gravedad del accidente, y como propósito asegurar que, luego de la última visita, las condiciones de operación continuarán cumpliendo con la normatividad, además de permitir recopilar documentación adicional que permita coadyuvar con la investigación del accidente”, agrega la nota oficial firmada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes mexicana, en respuesta a lo afirmado por Global Air en sus redes sociales donde aseguró que “debido al entorno mediático de 2 ex empleados (que tienen un proceso legal-económico con la empresa), motivaron a que la Dirección General de Aeronáutica Civil procediera a, sin tener sustento alguno, suspender las operaciones y posteriormente enviar una verificación técnico administrativa extraordinaria mayor en la que participaron 22 inspectores y que tuvo una duración de 27 días”, indica.

Guillermo Galván, director editorial de la publicación especializada en aviación Transporder 1200, considera que el comunicado de Global Air es inadmisible, “le está faltando al respeto a los peritos de la Procuradoría General de la República (…), al país que le dio la concesión, (…) y a la comunidad aeronáutica completa porque lo que está diciendo es que los pilotos están mal calificados”.