Fiscalía en Ciudad Juárez gestiona repatriación del cubano fallecido, mientras Cuba ignora el asunto

Gracias a una carta poder que viajó desde Velazco, en la provincia de Holguín, hasta Ciudad Juárez, en México, el cuerpo de Osmany Baldemira Pavón podrá regresar a la Isla, y recibir las honras fúnebres de su familia.

Su compañero de cuarto lo acuchilló el pasado 18 de julio. Ese mismo día comenzó un infierno para su familia en la Isla. Desesperados, pidieron a través de las redes sociales que les ayudaran a regresar el cuerpo de Baldemira, pues Cuba no asumió los costos del traslado ni se puso en contacto con sus parientes más cercanos para informarles oficialmente del desafortunado suceso. En otras palabras, se desentendió del caso.

Finalmente, dos amigos de Osmany presentaron la carta a la Fiscalía General de Justicia de la Zona Norte, en Ciudad Juárez, y la Unidad de Atención a Víctimas asumirá los gastos de la repatriación de los restos mortales.

Alejandro Ruvalcaba, vocero de la Fiscalía, expresó al sitio Cubanet: “Es la primera vez que se nos presenta un caso así y que la Fiscalía asume todos los costos para un extranjero asesinado que será repatriado a Cuba”.

Mientras tanto, el cuerpo de Baldemira continúa en el Servicio Médico Forense (Semefo), conocido en todo el mundo por las modernas técnicas de conservación que emplean en los cadáveres.

Según aclaró Cubanet, “ni la Fiscalía ni la familia del cubano conocen la fecha exacta en la que Osmani regresará a Cuba en un ataúd. Pero ya una funeraria se está haciendo cargo de los trámites necesarios para que pueda retornar en los próximos días”.