Aseguran que sacaron a `los pobres de las calles de Cienfuegos´ cuando fue Díaz-Canel

Aseguran que sacaron a `los pobres de las calles de Cienfuegos´ cuando fue Díaz-Canel

El portal independiente 14ymedio, aseguró que alrededor de veinte mendigos y ancianos fueron recogidos por la Policía en las calles de Cienfuegos y enviados al Psiquiátrico, antes de la visita del mandatario cubano a esa ciudad.

Según señala el rotativo, “con esto las autoridades querían evitar que esos pobres “deambularan” en la ciudad durante la visita que hizo el jueves el Jefe del Estado, Miguel Díaz-Canel” a ese territorio.

Estas personas, explica, “se encontraban en el Boulevard y otras zonas céntricas de la ciudad”. “A mi tía la recogieron el miércoles, la forzaron y le dieron golpes. Ella todavía tiene en el pie un vendaje y moretones en la cara y en la boca. Osniel Gómez, un policía que estaba en el Boulevard me dijo que la recogida se debía a la llegada de Díaz-Canel“, dijo al diario Martha Galán Cañizares, sobrina de Natividad Cañizares.

“Galán dijo que su tía se encontraba drogada cuando la recogió en el psiquiátrico de Cienfuegos. Según ella nadie le supo decir quién era el responsable por los golpes que tiene la anciana”, añadió 14ymedio.

“Mi tía me crió desde que era una bebé. Imagínese el nivel de medicamentos que le pusieron que ni siquiera me reconocía. Cuando le dije esas cosas a la policía me querían arrestar”, dijo la entrevistada.

“Mi miedo es que después continúen hostigándola. Mi tía no se mete con nadie. Ella está bien de su cabeza, lo único que le gusta caminar por la ciudad y mientras tenga salud creo que debe hacerlo”, añadió.

“Cada vez que viene una visita de primer nivel la Policía y el Ministerio de Salud Pública recogen a las personas de aspecto sucio que deambulan por las calles y las llevan al Hospital Psiquiátrico”, agregó otro que no quiso revelar su identidad.

“Lo peor de todo esto es que los recogen por unos cuantos días y después los vuelven a soltar en las calles sin ningún tipo de ayuda”, argumentó.