CubitaNOW
x

Cubita NOW

Gobierno cubano asegura que trabaja en 'una solución temporal' para familias si hogares tras incendio de Matanzas

Redacción de CubitaNOW

Tecnologia, Sociedad, Cuba

Un grupo de familias continúa evacuado tras el desastre en la Base de Supertanqueros de Matanzas, al menos dos de ellas perdieron sus hogares, aunque el Gobierno cubano asegura que “se trabaja en una solución temporal” para dichos afectados.

Cuando se desató el siniestro que cobró la vida de 16 bomberos, las autoridades locales ordenaron la evacuación de las familias residentes en comunidades de riesgo, desde el barrio Dubrocq hacia el lugar siniestrado y, en primer lugar, a las de la Zona Industrial, un total de 21 núcleos (63 personas). Esos evacuados aun no regresan a sus casas.

El director provincial de la Vivienda en Matanzas, Armando Sanabria, explicó a la prensa local que “ahora mismo está en marcha una solución para dos familias que perdieron su inmueble con todas sus pertenencias, y que el resto debe volver al lugar en cuanto concluyan algunas acciones de mejoras, como la limpieza e higienización, pintura y, sobre todo, el restablecimiento del servicio eléctrico”.

Asimismo, Mario Sabines Lorenzo, gobernador en Matanzas, aclaró que las personas retornarán por una estancia temporal “pues el desarrollo perspectivo de la zona no comprende la existencia permanente de población, por tanto, existe el propósito de crearles condiciones para vivir en otro lugar”. De ese grupo otras cuatro familias presentan daños parciales en sus inmuebles. 

Aunque algunas personas se evacuaron con familiares cercanos, una parte de ellos terminaron evacuados durante esos duros días en la Escuela Pedagógica René Fraga Moreno.

Al respecto Elder Madam, trabajador social, declaró a la prensa que en estos momentos hay en la escuela 41 personas evacuadas, de 17 familias. Según las autoridades estatales estas personas han recibido módulos de ropa y aseo y una parte de las donaciones recibidas; además indicaron que se les provee asistencia con el respaldo de una cuenta bancaria solidaria.

El director provincial de Trabajo y Seguridad Social en Matanzas, Lázaro González Valera, informó que a seis de esas familias les entregarían algunos medios para reponer las pertenencias perdidas, como colchones y camas, y equipos electrodomésticos y de cocción.   

Cuando ocurrió la tragedia de Matanzas más de 4000 personas abandonaron sus hogares y se refugiaron en viviendas de familiares o amigos.

Una de las familia cubanas que perdió su casa durante el incendio en la base Supertanqueros de Matanzas dio declaraciones a la prensa independiente tras el siniestro. Dainerys Leyva Maqueira y Maykel Rodríguez Valerio, padres de dos menores de edad: un niño de once años y una adolescente de 14, lamentaron la pérdida del esfuerzo de años, aunque se alegraron de al menos estar vivos.

"Cuando regresamos eso fue muy impactante...Hurgamos entre las cenizas a ver si quedaba algo que pudiéramos rescatar. Eran cosas de valor sentimental aparte del valor económico que puedan tener. Ahí perdimos todo el esfuerzo que habíamos hecho durante años, limitándonos de hacer muchas cosas para tener lo nuestro", contó uno de los afectados.

Ahora decenas de matanceros deberán aprender a sobrevivir sin la presencia de un ser querido, otros deberán levantar sus hogares de las cenizas.

"Mi hija adolescente extraña sus cosas y me pregunta —explica Maykel—. Cuando ella supo de la noticia lloró mucho. Mi niño que juega béisbol vivía obsesionado con sus trajes, sus pelotas, sus guantes, y lo perdió todo. Ahora el viene para arriba de mí, me acaricia, buscando la forma de acercarse para preguntarme por sus cosas. Imagínate, yo quisiera tener una idea de cómo responderle. Es una situación difícil", dice Maykel Rodríguez.