Polémica en las redes por condena a jóvenes cubanos que robaron y quemaron una bodega

Polémica en las redes por condena a jóvenes cubanos que robaron y quemaron una bodega

Se ha desatado gran polémica en las redes desde que se supo que la Fiscalía de La Habana pide entre 20 y seis años de cárcel por “sabotaje” y “robo con fuerza” a cuatro jóvenes que fueron acusados porque asaltaron y luego quemaron la bodega La Lira, en el barrio habanero de Mantilla (Arroyo Naranjo).

Según Diario de Cuba, “el juicio tendrá lugar este jueves en el Tribunal Provincial de La Habana y los familiares son pesimistas en cuanto al posible resultado”. El tema no deja de suscitar opiniones diversas.

“Los van a sancionar como si fueran contrarrevolucionarios o gente de los derechos humanos. Ellos declararon que intentaron darle candela a la bodega para no dejar rastros, pero no estaban haciendo sabotaje”, comentó la madre de uno de los acusados.

“Solicita para Jorge Eduardo Echeverría Barro, de 26 años de edad, 20 años de cárcel (12 por sabotaje y ocho por robo con fuerza), y reparar el daño material causado al Estado, valorado 42.791 pesos (unos 1.711 dólares)”, destacó el sitio.

“Asimismo, pide para Yulexis Francisco Manrique Arrebato, de 35 años de edad, 18 años de prisión también por sabotaje y robo con fuerza”, agregó.

“Para los otros dos acusados, Yan Carlos Estrada Montero y Yusniel Rubén Barrueta Vergara, de 18 y 22 años de edad, respectivamente, la Fiscalía solicita seis años de privación de libertad por robo con fuerza”, indicó.

“Mientras duró la investigación, todo fue un infierno. Estuvieron más de cuatro meses en 100 y Aldabo (temido centro de instrucción criminal). Las visitas eran ante un oficial del Ministerio del Interior (MININT). Ahora veremos qué pasa con estos muchachos en el juicio”, señaló un familiar de Yan Calos.

El hecho ocurrió el 11 de septiembre del 2017, desde entonces, los acusados están bajo prisión provisional, según refirieron tres familiares contactados por DIARIO DE CUBA.

Este medio dice que “según la Fiscalía, los acusados se llevaron de la bodega —dedicada a la distribución de productos del sistema de racionamiento— 63 libras de aceite comestible, dos bolsas con 359 paquetes de café, 126 compotas, dos ruedas de cigarros criollos y la suma en efectivo de 350 pesos cubanos. En total, esos productos son valorados en 2.127,80 pesos (unos 85 dólares)”.

Asimismo, insiste en que “el reporte de los peritos indica que, como consecuencia del incendio, fueron destruidas o dañadas 4.435 libras de arroz, 374 libras de frijol, 699 libras de azúcar refino, 637 libras de azúcar crudo, 169 libras de aceite, 35 paquetes de sal, 126 compotas, 708 cajetillas de cigarros y 1.597 libras de chícharo”.