Medios reportan protestas en puerto de Miami

Medios reportan protestas en puerto de Miami

Más de dos centenares de personas se reunieron en las cercanías del puerto de Miami contra las supuestas ganancias que el Gobierno cubano obtiene de los cruceros turísticos para beneficio propio.

Se trata de la campaña “No ayude a la represión”, la cual considera que los cruceros son una forma de turismo “ilegal e inmoral”, miembros del exilio cubano, estudiantes universitarios y manifestantes anglosajones, urgieron hoy a la ciudadanía a no contribuir con la “explotación” que padecen los trabajadores de la isla.

“El director de la Asamblea de la Resistencia Cubana, Orlando Gutiérrez, convocante de la manifestación y de una rueda de presenta que también tuvo lugar en la intersección de la calle 5 del Nort East y el bulevard Biscayne, comentó a EFE que la protesta forma parte de una de las múltiples acciones que realizarán durante el verano.

“Gutiérrez indicó en la rueda de prensa que en estos momentos están manejando dos lemas de campaña, “Fin a la ganancia sin conciencia” y “Vergüenza contra dinero”, conocida consigna que utilizó el político cubano Eduardo Chibás, fundador del Partido Ortodoxo, en la década de 1940”, agregó el citado medio.

“La Asamblea de la Resistencia Cubana ha argumentado a lo largo de los últimos meses que los puertos y embarcaderos donde operan las compañías de cruceros son “propiedades robadas a punta de fusil” por parte del régimen cubano, para “traficar y explotar”, añadió.

“Como apoyo, ha instalado anuncios gráficos del tamaño de vallas publicitarias en varios puntos de Miami. Según un estudio publicado a finales del año pasado, las líneas de cruceros acumularán más de 761 millones de dólares en ingresos brutos hasta 2019 al transportar a más de 570.000 pasajeros en sus rutas con paradas en Cuba”, explicó.

Ahí destacan Carnival, Royal Caribbean y Norwegian, las cuales fueron de las primeras que obtuvieron licencias para operar en la isla después de la normalización de las relaciones bilaterales entre EE.UU y Cuba iniciada en diciembre del 2014, aún bajo la presidencia de Barack Obama.

“Gutiérrez sostuvo que le llamó la atención hoy durante la protesta la presencia de manifestantes nicaragüenses y venezolanos que viven en la ciudad. También destacó la asistencia de presos políticos cubanos y la de un grupo de mujeres que llegaron desde el vecino condado de Broward”, señaló EFE.

“Vino mucha prensa, y los jóvenes que hablaron lo hicieron muy bien”, indicó el activista.