El gobierno de El Salvador pagará el regreso de padre e hija fallecidos en el Río Bravo

En menos de 10 días, tres migrantes salvadoreños han perdido la vida intentando cruzar México para llegar a Estados Unidos.

El domingo, Óscar Martínez, Tania Ávalos y su hija Angie Valeria, de casi dos años, intentaron cruzar el caudaloso Río Bravo, que separa México de Estados Unidos, pero jamás llegaron a su destino. La peligrosa corriente arrebató la vida al padre y a la niña.

Enrique Gómez, un primo de Óscar, a través de Twitter, hacia una petición al gobierno de El Salvador porque no podían costear los $8000,00 que les cuesta hacer el trámite.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, anunció el que su país pagará la repatriación de los compatriotas.