Doctora cubana damnificada: “La revolución está en deuda conmigo´´

Doctora cubana damnificada ``La revolución está en deuda conmigo´´

El testimonio de una doctora cubana afectada por el tornado y la revolución, recorre las redes sociales dejándonos ver lo que se esconde detrás de las imágenes de la destrucción que dejó el evento meteorológico.

“Yo era del cuadro del partido y dije, “era” porque no voy hacer más nada en este lugar. ¡Más nada! Porque hoy la revolución está en deuda conmigo. Yo he salvado las vidas de quizás… usted no se puede imaginar y he sido cuadro del partido, del sindicato provincial, del sindicato municipal, he compartido con Machado Ventura, Salvador Valdez Mesa, con millones de gente y lo único que le pedí es que me sacaran de Venezuela para poder ayudar a mi hijo, psicológicamente porque no pedía más nada. Y nadie, nadie, nadie, ni de mi centro de trabajo, ni se ocuparon ni se preocuparon”, comentó la profesional de la salud.

“Nadie de mi núcleo virtuoso del partido ha venido todavía a tocar a mi puerta, ni a saber si mi hijo estaba vivo o no. Y cuando yo estaba en el aeropuerto de Maiquetía me escribió, que yo tengo ahí los escritos. De la que supuestamente me atendió en el colaborador de Guanabacoa me dice: “Que no me preocupara que mi hijo estaba bien y que ellos ya habían venido y le dije: “Si yo sé que ya ustedes fuero por allá, el viernes, pero ya yo estoy en el aeropuerto y no gracias a ustedes”, agregó.

“Entonces es durísimo que uno haya hecho tanto por la revolución; en esta cuadra de una punta a la otra… bueno ayer estuvo una señora aquí que yo la tuve que abrazar y darle las gracias porque era una de las desertoras de este lugar y es la única que ha tocado la puerta y mira hay una donación y mira Dayan y mira coge que tu estás sola, que tu mamá está cumpliendo misión y me dijo ayer con estas palabras: “Si hay alguien aquí que se merece que le levanten su casa, es la tuya… Por todo lo que has hecho por aquí y sin embargo la tuve que abrazar, yo que no le miraba la cara, porque era una contrarrevolucionaria y yo no le miraba la cara y le tuve que abrazar y echarme a llorar y decirle: “Coño gracias por lo que hiciste por mi hijo!”, agregó.

“Por eso la gente que tanto yo critiqué de alguna manera se unen, no sé, a las religiones, a las iglesias, porque el partido no nos da nada. Hoy me doy cuenta que no nos dan nada. Que cuando más unidos debíamos estar mira lo que nos hacen. ¿Dónde está esa gente?”, añadió.

“Mis amigas que en algún momento desertaron, en Ecuador, en Guatemala, del mismo Venezuela yo tengo ahí los escritos. Cuando yo escribí, por favor ayúdenme que yo quiero salir de Venezuela para abrazar a mi hijo, para decirle que no está solo y que vamos a salir adelante porque él sabe el sacrificio que costó todo lo que nosotros perdimos hoy. Porque yo hace seis meses vine de vacaciones. Todo el mundo sabe eso está dicho. Nosotros estamos saliendo no ya por el internacionalismo ni por nada de eso, estamos saliendo por situaciones económicas. Y lo poquito que le pude traer que sabía que se lo merecía, lo perdí”, finalizó.

Verdades como montañas es lo que mas necesitamos. Les comparto este testimonio de una doctora victima de algo mas que de un fenómeno meteorológico, un evento apocalíptico de 60 años. Les dejo aquí sus palabras y la transcripción. Americateve"Yo era del cuadro del partido y dije, "era" porque no voy hacer más nada en este lugar. ¡Más nada! Porque hoy la revolución está en deuda conmigo. Yo he salvado las vidas de quizás… usted no se puede imaginar y he sido cuadro del partido del sindicato provincial, del sindicato municipal, he compartido con Machado Ventura, Salvador Valdez Mesa con millones de gente y lo único que le pedí es que me sacaran de Venezuela para poder ayudar a mi hijo, psicológicamente porque porque no pedía mas nada. Y nadie, nadie nadie ni de mi centro de trabajo, ni se ocuparon ni se preocuparon. Nadie de mi núcleo virtuoso del partido ha venido todavía a tocar a mi puerta, ni a saber si mi hijo estaba vivo o no. Y cuando yo estaba en el aeropuerto de Maiquetía me escribió, que yo tengo ahí los escritos. De la que supuestamente me atendió en el colaborador de Guanabacoa me dice: "Que no me preocupara que mi hijo estaba bien y que ellos ya habían venido y le dije: "Si yo se que ya ustedes fuero por allá, el viernes, pero ya yo estoy en en el aeropuerto y no gracias a ustedes. Entonces es durísimo que uno haya hecho tanto por la revolución; en esta cuadra de una punta a la otra… bueno ayer estuvo una señora aquí que yo la tuve que abrazar y darle las gracias porque era una de las desertoras de este lugar y es la única que ha tocado la puerta y mira hay una donación y mira Dayan y mira coge que tu estas sola, que tu mama esta cumpliendo misión y me dijo ayer con estas palabras: "Si hay alguien aquí que se merece que le levanten su casa, es la tuya… Por todo lo que has hecho por aquí y sin embargo la tuve que abrazar yo que no le miraba la cara porque era una contrarrevolucionaria y yo no le miraba la cara y le tuve que abrazar y echarme a llorar y decirle: "Coño gracias por lo que hiciste por mi hijo! Por eso la gente que tanto yo critiqué de alguna manera se unen, no se, a las religiones, a las iglesias, porque el partido no nos da nada. Hoy me doy cuenta que no nos dan nada. Que cuando más unidos debíamos estar mira lo que nos hacen. ¿Dónde está esa gente? Mis amigas que en algún momento desertaron, en Ecuador, en Guatemala, del mismo Venezuela yo tengo ahí los escritos. Cuando yo escribí, por favor ayúdenme que yo quiero salir de Venezuela para abrazar a mi hijo, para decirle que no está solo y que vamos a salir adelante porque el sabe el sacrificio que costó todo lo que nosotros perdimos hoy. Porque yo hace seis meses vine de vacaciones. Todo el mundo sabe eso está dicho. Nosotros estamos saliendo no ya por el internacionalismo ni por nada de eso, estamos saliendo por situaciones económicas. Y lo poquito que le pude traer que sabía que se lo merecía, lo perdí. "

Posted by Groy Pereira on Friday, February 8, 2019