Cubana cruza puente Hidalgo para entregarse, pero se lo impidieron

Cubana cruza puente Hidalgo para entregarse, pero se lo impidieron
Foto tomada de Radio Martí

Recientemente, la cubana Onelia Alonso cruzó el puente Hidalgo, que conecta la ciudad mexicana de Reynosa, con McAllen, en Texas para entregarse a las autoridades de Estados Unidos, pero se lo impidieron.

Según explica Martí Noticias, Alonso quiso sortear los Protocolos de Protección de Migrantes (Migrant Protection Protocols, MPP) más conocidos como programa de “Permanencia en México”, acuerdo firmado entre EEUU y México para que quienes se presenten en los puertos de entrada de la frontera al igual que los que sean detenidos cruzando de manera ilegal a EEUU sean devueltos a México en espera de una citación para presentar su caso ante una corte de inmigración.

“Les dijimos que veníamos a entregarnos, que éramos refugiados de las Naciones Unidas y nos comunicaron que no podíamos pasar si no teníamos la visa reglamentaria”, dijo Onelia al portal.

Asimismo, comentó que los agentes fronterizos no quisieron escuchar sus argumentos, de que “he sido víctima de secuestro en México y se negaron a revisar el carné que me acredita como refugiada de ACNUR”.

Onelia, de 62 años, Dama de Blanco y militante del Frente Antitotalitario Unido en la región central de Cuba, arribó a Reynosa la semana pasada junto a su hermano Carlos Alonso, también refugiado, tras una travesía irregular que comenzó en Trinidad y Tobago en marzo de 2019 y que ha calificado de “infernal”.

“Además, nos dijeron que, si permanecíamos un ratico más ahí, llamarían a las autoridades migratorias mexicanas para que nos retiraran”, relató con dolor, “porque me sentí despreciada”.

“La actitud (de los guardias) no fue la más correcta, es como si llegaras a ellos pidiendo ayuda y te trataran como un criminal”, indicó su hermano Carlos.