Cuba no tiene condiciones ‘para el control’ del caracol africano, reconoce el gobierno

Cuba no tiene condiciones para el control del caracol africano reconoce el gobierno
Foto referencial tomada de Martí Noticias

La presencia del caracol gigante africano en Cuba no es secreta. Casi todas las provincias del país han visto la llegada de esta plaga para la cual, asegura la prensa oficialista, no estaban preparados.

De ahí que aseguran que “el control popular es fundamental para evitar las enfermedades trasmitidas por el Caracol Gigante Africano, plaga que daña los cultivos y también afecta seriamente la salud humana”.

La doctora Carilda Peña García, directora de vigilancia y lucha antivectorial del Ministerio de Salud Pública (Minsap), comentó que “lo más importante es la percepción de riesgo; debemos ocuparnos y preocuparnos por cumplir las orientaciones sanitarias, y si tuviéramos el caracol en las viviendas o los alrededores saber cómo eliminarlo”.

Por otro lado, aclaró que si no se cumplen las medidas que se divulgan, se “puede padecer la enfermedad transmitida por el nemátodo, un parásito que vive o se aloja en el Caracol Gigante Africano, alertó en declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias”.

Por su parte, algunos expertos comentaron que este molusco produce la meningoencefalitis eosinofílica, “una afectación a las meninges a partir del parásito que porta el referido caracol, y eso tiene una traducción clínica que es una forma neurológica”.

Las autoridades de sanidad vegetal explicaron que las únicas provincias cubanas a las que el caracol no ha llegado son Cienfuegos y Guantánamo.

Por otro lado, reconocieron que “hoy no existe un cuerpo, ni de salud, ni de la agricultura para el control de esa plaga, baste evaluar con un nivel de conciencia que la reproducción es extremadamente alta, por lo cual se necesitarían miles de personas para hacer la campaña, entonces con medidas de protección muy sencillas se evitan males mayores”.